Nueva Jersey se convierte en el primer estado de EEUU en abolir la pena de muerte

  • La Asamblea, controlada por los demócratas, ha decidido aplicar la pena de cadena perpetua

El estado de Nueva Jersey (Estados Unidos) hizo historia. Su asamblea estatal, controlada por los demócratas, acaba de abolir la pena de muerte y la ha sustituido por la cadena perpetua sin derecho a excarcelación.

Los votos a favor de acabar con la pena capital fueron 44 frente a los 36 legisladores que querían mantenerla y ahora sólo queda que el gobernador del Estado, el demócrata Jon Corzine, un opositor de la pena de muerte, ratifique la ley con su firma, que ya anunció ayer que lo hará "en dos o tres días".

Una vez cumplido este requisito, Nueva Jersey se convertirá en el primer estado del país en abolir la pena capital desde que la Corte Suprema de EEUU falló en 1976 a favor de permitir que se reanudaran las ejecuciones.

Los activistas esperan que la votación en la Asamblea de Nueva Jersey aliente a los opositores de la pena capital en otras partes del país.

Este castigo ha empezado a perder relevancia ya que en 2006 se ejecutó el número más bajo de reos de los últimos diez años. La mayoría de los estados, 36 de los 49 restantes, cuentan con la pena de muerte, pero casi una tercera parte han declarado una suspensión temporal de su aplicación.

La moratoria se debe a la preocupación acerca de la posibilidad de que inocentes lleguen a ser víctimas de la pena de muerte, en el caso de algunos estados y, en el caso de otros, a dudas sobre la viabilidad de los métodos de ejecución.

La Corte Suprema de EEUU actualmente tramita una causa presentada por activistas que se oponen al suministro de inyecciones letales durante ejecuciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios