La Policía portuguesa se "precipitó" al declarar sospechosos a los padres de Madeleine

  • El portavoz de la familia exige que se les retire inmediatamente la condición de sospechosos oficiales.

Comentarios 2

La Policía portuguesa reconoce que actuó con cierta "precipitación" al considerar a Gerry y Kate McCann sospechosos de la desaparición de su hija Madeleine. Fue el director nacional de la policía judicial lusa, Alipo Ribeiro, el que confesó que "hubo una cierta precipitación" al considerar a los padres de la pequeña como sospechosos de homicidio involuntario tras la desaparición de Maddie el pasado 3 de mayo en el Algarve portugués. Una confesión tras la que el portavoz de la familia exigió a las autoridades lusas que dejen de considerar a los McCann como principales sospechosos.

En una entrevista concedida a la Radio Renascenca de Portugal, el director de la policía judicial portuguesa recoció que señalar como sospechosos a Kate y Gerry McCann cuatro meses después de la desaparición de su hija desde su apartamento en Algarve fue un "acto apresurado". "En este momento, a esta distancia, con la experiencia que tengo como magistrado de la Fiscalía, creo que tal vez debería haber habido otra valoración. Sobre eso no tengo dudas", reconoció Ribeiro.

Unas declaraciones que motivaron la respuesta inmediata del portavoz de los McCann, Clarence Mitchell, que a través de un comunicado colgado en la web oficial instó a las autoridades portuguesas a retirar las acusaciones contra los padres de la pequeña de forma inmediata ya que mantenerles como principales sospechosos formales perjudica la búsqueda de Madeleine.

A la luz de las declaraciones del señor Ribeiro, instamos a las autoridades judiciales portuguesas a actuar humanamente y retirar su condición de 'arguido' (acusado) lo más pronto posible", afirmó Mitchell en el comunicado en el que también señala que esto "no sólo sigue dañando su reputación ante los ojos del mundo" sino que también "perjudica de forma directa la búsqueda de Madeleine". 

"Ahora esperamos que la Policía entienda que verdaderamente no hay nada que apunte a que Kate y Gerry estaban implicados y que les sea retirada lo más deprisa posible la condición de sospechosos para podernos a trabajar todos juntos para encontrar a Madeleine", afirmó el portavoz de los McCann.

Madeleine desapareció el 3 de mayo del año pasado de la habitación donde dormía junto a sus dos hermanos menores, los gemelos Sean y Amelie, en el apartamento de la familia en Praia da Luz, pocos días antes de cumplir cuatro años, mientras sus padres -según aseguran- cenaban con unos amigos en un restaurante cercano junto a unos amigos.

Hace un par de semanas la familia inglesa hizo público un nuevo retrato del hombre que creen podría haber secuestrado a la pequeña en El Algarve portugués. Este esbozo se realizó tomando como base las declaraciones de una turista que detalló el aspecto de un hombre "extraño" que había estado días antes de la desaparición de la niña en el complejo turístico donde la familia McCann disfrutaba de sus vacaciones en el Algarve portugués.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios