Vigo

Prisión para un padre por abusar sexualmente de su hija discapacitada

  • El acusado, que se aprovechó de la víctima durante 20 años, cumplirá 6 años y medio de cárcel y la indemnizará con 31.200 euros. No podrá acercarse a menos de 500 metros, ni comunicarse con ella.

Comentarios 2

Un vigués acusado de abusar sexualmente de su hija discapacitada durante casi 20 años ha reconocido los hechos y ha sido condenado por la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, a una pena de seis años y medio de prisión, así como a indemnizar a la víctima en 31.200 euros por los daños morales y secuelas producidos. 

El juicio por estos hechos se ha celebrado en la mañana de este miércoles, donde el hombre, José Luis S.C., que permanece en prisión provisional, ha estado escoltado por dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Durante la vista, el acusado ha reconocido, en respuesta a las preguntas de la Fiscalía, haber cometido abusos sexuales a su hija de forma continuada entre 1996 y 2015

El Ministerio Público ha pedido aplicar, así, al varón la atenuante analógica muy cualificada de confesión de la infracción a las autoridades, por lo que ha solicitado para él una pena de seis años y medio de prisión, petición a la que se han adherido tanto el abogado de la acusación como la de la de la defensa. 

Esta solicitud ha sido atendida por el Tribunal, que este mismo miércoles ha dictado sentencia in voce en la Sala, por la que ha aplicado la atenuante de confesión y ha condenado al hombre a seis años y seis meses de prisión por un delito continuado de abusos sexuales con acceso carnal por vía vaginal y anal. 

Ha prohibido, asimismo, al varón acercarse a menos de 500 metros o comunicarse por cualquier medio con su hija por tiempo superior en  un año a la duración de la pena de prisión. Además, tendrá que afrontar el pago de las costas e indemnizar a su hija en 31.200 euros. La sentencia ha sido declarada firme tras renunciar todas las partes a recurrir.

Los hechos

Tal y como consta en el escrito del Ministerio Público, el hombre abusó sexualmente de su hija discapacitada durante casi 20 años, ya que los abusos empezaron en 1996, cuando la víctima tenía 30 años, y fue en enero de 2015 cuando José Luis S.C. fue sorprendido por su esposa, madre de la mujer, cuando se disponía a entrar "semidesnudo" en su habitación, donde dormía la siesta. 

Según explica la Fiscalía, el padre se metía en la habitación cuando la hija dormía la siesta y, tras acostarse junto a ella en la cama, cometía los abusos sexuales. Así, el acusado abusaba de su hija de forma "cotidiana" hasta el año 2013, cuando la mujer fue trasladada a un centro residencial, momento en que empezó a cometer los abusos cuando ella volvía de visita los fines de semana

También constata que la víctima padece desde su nacimiento una minusvalía psíquica y física con un grado de discapacidad reconocido del 95%, además de un bajo coeficiente intelectual. Por ello, subraya la "alta vulnerabilidad" de la víctima, que presenta unas secuelas de estrés postraumático "muy grave" a causa de los abusos sufridos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios