Sólo un tercio de las empleadas del hogar cotizan a la Seguridad Social

  • Cáritas y una plataforma que representa a estas 749.000 trabajadoras inician una campaña para reclamar los plenos derechos laborales y sociales del colectivo · La normativa vigente ha quedado obsoleta

El sector de las empleadas del hogar se constituye en España como el tercer grupo de actividad de las mujeres en España. En concreto, 270.000 empleadas del hogar se encuentran afiliadas a la Seguridad Social. Sin embargo, 749.000 personas trabajan cada día en el servicio doméstico de aproximadamente un millón de hogares de familias españolas.

Estos datos fueron manifestados ayer durante la presentación de la campaña Por un trabajo con derechos plenos de las trabajadoras del hogar, realizada conjuntamente por Cáritas España y la Plataforma de Trabajadoras de Hogar para exigir los plenos derechos laborales y profesionales de este sector. Los datos que manejan los impulsores de la campaña vienen a confirmar una percepción generalizada: la inmensa mayoría son mujeres inmigrantes.

En cuanto a sexos, los trabajos dedicados al servicio doméstico se encuentran claramente feminizados, puesto que el 92% de los trabajadores son mujeres.

También se observa una extranjerización del sector puesto que del total de las trabajadoras, en la actualidad el 57% del total son extranjeras, frente al 43% de las españolas. De hecho, del total de las empleadas del hogar que cotizan a la Seguridad Social el 67,9% son extranjeras, frente al 32,1% de españolas. Son las ecuatorianas, colombianas y bolivianas las que más cotizan del total de las extrajeras.

Actualmente, las empleadas del hogar se encuentran amparadas bajo el Real Decreto 1424/1985 y una regulación de la Seguridad Social de 1969. Esta situación se traduce en la posibilidad que tienen los empleadores de realizar contratos verbales y puedan descontar hasta un 45% del salario a las internas, al considerar que se lo pagan en alojamiento y comidas. En este sentido, la presidenta de la Plataforma de Asociaciones de Trabajadoras del Hogar, Liz Quintana, denunció que con esta legislación un anuncio de empleo que exija un trabajo de 15 horas diarias, en régimen interno, librando una tarde a la semana y los domingos, sería "absolutamente legal".

Quintana se refirió además a la penalización por pluriempleo que sufren las empleadas del hogar, y denunció que la baja laboral no puede tener prestaciones hasta pasados 28 días.

Por estos motivos, la Plataforma exigió la equiparación de este sector con el resto, la una ley que reconozca los mismos derechos que al resto, la obligación de un contrato por escrito y un máximo de cuarenta horas laborables a la semana.

Además, Quintana se refirió a las agencias privadas que "simplemente por proporcionar entrevistas" cobran tanto a los empleadores como a las trabajadoras. Aparte de la comisión que reciben del trabajo de las empleadas del hogar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios