Sociedad

Tráfico duplica los controles de velocidad durante dos semanas

  • El exceso de velocidad es la causa de más de un 40% de las sanciones y un 35% de los puntos perdidos.

Comentarios 14

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil duplicarán desde este lunes los controles con el objetivo de controlar la velocidad de, al menos, 100.000 vehículos diarios en las carreteras, lo que supondrá el control de velocidad de al menos un millón y medio de vehículos a lo largo de las dos semanas que durará la campaña, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT).

Para llevar a cabo estos controles, la DGT establecerá servicios de vigilancia en unos 2.000 tramos de carreteras con los 264 radares móviles de que dispone.

Con motivo de "la demostrada influencia que la velocidad tiene en los accidentes de circulación", la Dirección General de Tráfico pone en marcha desde hoy lunes 10 de agosto y hasta el 23 del mismo mes, otra nueva campaña  especial de vigilancia y control de la velocidad y concienciación, donde se intensificarán los controles en carreteras, sobre todo en las de doble sentido de circulación.  

La campaña informativa se enmarca dentro de las acciones que Tráfico realiza periódicamente con objeto de concienciar a los conductores sobre la necesidad de cumplir las normas sobre velocidad. Con este fin se emitirán anuncios en televisión y prensa escrita, de cuñas divulgativas en radio y mensajes en los paneles de información en carretera.  

Se trata de difundir el mensaje:'Todos sabemos que si respetamos los límites de velocidad habrá menos víctimas en las carreteras ¿Por qué no lo hacemos?'.

Velocidad: 576 muertos, causa del 26% de las muertes

Según los datos aportados por la DGT, la velocidad inadecuada como factor concurrente, estuvo presente en más de un cuarto de los accidentes mortales ocurridos el año pasado -501 de 1.930- de los cuales, 429 se produjeron en carretera secundaria y 72 en autopista-autovía.

Respecto a los 2.182 fallecidos en 2008, la cifra de muertos por velocidad (datos provisionales) fue de 576 personas, 499 personas en carretera secundaria y 77 en autopista-autovía.

Así, la velocidad inadecuada sigue apareciendo como factor concurrente del accidente en el 26 por ciento de los accidentes mortales ocurridos en las carreteras.

En cualquier caso, la DGT afirma que la velocidad media de los conductores continúa disminuyendo -se ha pasado de 116,7 km/h en 2005 a 114 km/h en 2007-  y el número de vehículos detectados por radares a más de 140 Km/h, también se ha reducido. En el 2005 el porcentaje se elevaba a un 6,8 por ciento, mientras que en el año 2008, ese porcentaje fue del 0,8 por ciento.

Para Tráfico, este cambio de conducta se refleja en los resultados de las campañas de velocidad que Tráfico viene realizando periódicamente, donde el porcentaje de vehículos denunciados sigue descendiendo año tras años, mientras que el número de vehículos controlados se ha incrementado un 67 por ciento entre los años 2000 y 2008.

Así, el año pasado, los Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil comprobaron la velocidad de casi 25 millones de vehículos (24.865.970), denunciando a 655.443 conductores por superar los límites establecidos, lo que supone que incumple el 2,64 por ciento de los mismos, porcentaje que continúa disminuyendo desde el año 2000.

Multas de 600 euros y cárcel

El incumplimiento de los límites de velocidad contemplados por la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de la Circulación (artículos 48 a 54),  está tipificado como infracción grave o muy grave, sancionadas con multas de 90 a 600 euros.  

Además, el artículo 379 del Código Penal, estipula que "el que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años".

Asimismo, el sistema de Permiso por Puntos contempla la pérdida entre 2 y 6 puntos por este tipo de infracción dependiendo del exceso de velocidad cometido. Desde la entrada en vigor de la Ley, más de un 40 por ciento de las sanciones y más de un 35 por ciento de los puntos detraídos lo han sido por causa del exceso de velocidad.

Por último, durante el pasado año, 258 personas fueron detenidas por la Guardia Civil de Tráfico y puestas a disposición judicial por grandes excesos de velocidad tipificados como delito. 

Motivos para reducir la velocidad

La DGT cita al estudio Nilsson (Power Model) sobre velocidad, para afirmar que una reducción del 5 por ciento en la velocidad media supone una reducción aproximada del 20 por ciento de los accidentes mortales y del 10 por ciento de los accidentes con heridos.

Asimismo, prosigue en un comunicado, la velocidad también influye en la distancia de detención del vehículo; a mayor velocidad, mayor distancia para detenerse. "Si un vehículo va a 120 km/h, su conductor necesita una distancia superior a un campo de fútbol para detenerse".  

Además, según un informe de la Organización Mundial de la Salud, a partir de una velocidad de 80 km/h las posibilidades que tiene un peatón de no resultar muerto son prácticamente nulas. En el 2008 fallecieron 198 personas por atropello, de las cuales, 129 fueron en carreteras secundarias y 69 en autopista-autovía.  

Por último, el exceso de velocidad no sólo incide en la seguridad vial, sino también sobre la calidad de vida, el consumo de combustible y el medio ambiente, ya que las altas velocidades contribuyen a un aumento en la emisión de gases efecto invernadero. El consumo ideal de combustible de un vehículo se logra a una velocidad de 90 km/h. Si la velocidad aumenta a 120 km/h el consumo se incrementa en un 30 por ciento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios