'El carcelero de Amstetten' podría ser condenado a cadena perpetua

  • Josef Fritzl, que muy probablemente pasará el resto de su vida en la cárcel por su avanzada edad, será juzgado también por homicidio por denegación de auxilio a causa de la muerte de unos de los recién nacidos.

Comentarios 8

Josef Fritzl podría ser condenado a cadena perpetua si es declarado culpable de "homicidio por denegación de auxilio" por la muerte de uno de los bebés nacidos en cautiverio como fruto del incesto con su hija Elisabeth.

El portavoz de la fiscalía del estado federado de Baja Austria, Gerhard Sedlacek, ha explicado hoy, que sólo en caso de ser declarado culpable de ese delito, el técnico electricista jubilado de 73 años puede ser condenado a pasar el resto de su vida en la cárcel.

En 1997, Elisabeth Fritzl, de hoy 42 años, dio a luz a mellizos, de los cuales uno murió tres días después de nacer, y el cadáver del bebé fue incinerado por el violador en la caldera de calefacción de su casa.

Por las repetidas violaciones de la hija, la ley austríaca prevé una pena máxima de 15 años de cárcel para Fritzl, que violó a su hija durante 24 años en un calabozo debajo del jardín de su casa en la localidad austríaca de Amstetten, al oeste de Viena.

Tras cumplir la pena de cárcel, las autoridades tienen la posibilidad de declarar a Fritzl "insano, anormal y peligroso" con lo que sería internado en un centro psiquiátrico de por vida, agregó el funcionario.

Los resultados de los análisis de ADN, conocido hoy, confirmaron la confesión hecha ayer por Fritzl de que es el padre de las siete criaturas nacidas en cautiverio en el escondite.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios