Un choque entre dos barcos deja 38 muertos en Hong Kong

  • Un transbordador ha embestido a un buque con 120 personas abordo que disfrutaban de un espectáculo de fuegos artificiales con motivo de la fiesta nacional china. Hay un centenar de heridos.

Al menos 38 muertos, entre ellas cinco niños  y 100 heridos dejó el choque de los transbordadores en aguas de Hong Kong, atestadas de barcos con ocasión de los fuegos artificiales de la fiesta nacional china, según las autoridades.

El accidente se produjo a las 20:23 del lunes cuando un transbordador entre el centro de Hong Kong y la isla de Lamma, situada a 3 km, embistió a un buque que transportaba a empleados de la compañía eléctrica con sus familias. Más de 120 personas se encontraban a bordo del barco golpeado, que en cuestión de minutos se fue a pique y solo la proa sobresalía entre las olas.

Sus pasajeros habían embarcado para presenciar los espectaculares fuegos artificiales lanzados todos los años con ocasión de la fiesta nacional china desde el puerto Victoria, frente al barrio de los negocios de Hong Kong. "En el lugar del suceso perdieron la vida 28 personas y otras ocho fueron declaradas fallecidas al llegar al hospital", indicó el Gobierno en un comunicado.

Los bomberos llegaron al cabo de 20 minutos y recuperaron los primeros cuerpos en una mar agitada. "Cuando llevábamos diez minutos en el mar, un barco golpeó el nuestro, en un lateral, a gran velocidad. La popa (del barco) empezó a hundirse", contó un sobreviviente al diario South China Morning Post. "De repente me encontré en el fondo del mar. Nadé deprisa para intentar alcanzar un salvavidas. No sé dónde están mis dos hijos", dijo. El balance definitivo podría ser más grave ya que un centenar de personas resultaron heridas, nueve en estado grave o crítico, según los bomberos.

Las operaciones de rescate continuaron por la noche cerca de Lamma, donde se produjo el accidente, con el fin de comprobar que ningún pasajero quedó atrapado en el barco accidentado y encontrar sobrevivientes a la deriva. "Pero la escasa visibilidad y los numerosos obstáculos a bordo (...) entorpecieron las operaciones", indicaron los bomberos, y precisaron que 28 barcos, dos helicópteros y 20 ambulancias estaban movilizados.

Según la televisión local RTHK, entre las víctimas se contaban niños. La policía indicó que desconocía las causas del choque. Lamma es la tercera isla del territorio autónomo chino de Hong Kong por su superficie. Unas 5.000 personas residen allí, entre ellas numerosos expatriados que todos los días toman en transbordador para ir a trabajar en Hong Kong.

La policía de Hong Kong ha detenido a seis miembros de las tripulaciones de los dos barcos de pasajeros implicados en el accidente que causó 37 víctimas mortales, informó el jefe de seguridad de la isla. "Están siendo investigados por poner en peligro la vida de las personas en el mar", dijo el ministro de Seguridad, Lai Tung-kwok, en una conferencia de prensa convocada un día después de la colisión, que ha provocado la peor catástrofe marítima de los últimos 40 años en Hong Kong.

Tres de los detenidos son miembros de la tripulación del buque hundido, mientras que los otros tres formaban parte de la del ferry que chocó ayer con el navío a tres kilómetros de la isla de Hong Kong. Los arrestados eran los responsables de ambos barcos en el momento del accidente, explicó el jefe de la policía de Hong Kong.

Se trata de la tragedia marítima más grave ocurrida en las últimas cuatro décadas en Hong Kong, uno de los puertos con más denso tráfico del mundo (por él navegan a diario centenares de embarcaciones, entre ellos buques de mercancías, ferries con pasajeros, barcos pesqueros y transatlánticos). No se registraba un accidente de tal gravedad desde 1971, cuando el tifón Rose causó 88 pasajeros y miembros de la tripulación que viajaban en un ferry que conectaba Hong Kong con Macao.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios