Las denuncias por violencia machista se disparan hasta su máximo histórico

  • Los juzgados recibieron 166.620 casos en 2017, un 16,4% más que el año anterior, y la cifra de mujeres víctimas de esta lacra subió un 17,7%

  • Las penas a maltratadores aumentaron un 1,2%

Los juzgados españoles recibieron un total de 166.620 denuncias por violencia de género en 2017, lo que supone un incremento del 16,4% con respecto a 2016, cuando las denuncias fueron 142.893, según los datos facilitados por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En este ejercicio, la cifra de denuncias presentadas se convierte en la más alta desde que se contabilizan estos datos, superando la cifra de denuncias en 2008 y en 2016, años en los que se produjeron más de 142.000 denuncias. Para la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, estos datos indican, "de manera fehaciente, un importante aumento de denuncias presentadas en los órganos judiciales". A su juicio, "es positivo que afloren todas las conductas violentas hacia la mujer y hacia los menores", aunque cree que son "cifras inasumibles, impropias de una sociedad madura y civilizada".

De las denuncias presentadas en 2017, un total de 158.217 mujeres figuran como víctimas de violencia machista, lo que implica un aumento de 17,7%; de ellas, 48.110 eran extranjeras, es decir, el 30,4%. En cuanto a la tasa de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, destacan por encima de la media nacional -que es de 66,6- Baleares, con una ratio de 95,6; Murcia, con 87,8, la Comunidad Valenciana, con 85,3, y Canarias, con 84. Las más bajas se dan en Castilla y León y Galicia, con ratios de 42. En Andalucía, la ratio aumentó a 79,77.

Los juzgados andaluces recibieron un total de 35.398 denuncias en 2017, un 18% más respecto al año anterior. Asimismo, el número de mujeres víctimas de violencia de género en las denuncias recibidas fue de 34.543, un 21,7% más que en 2016, siendo españolas 27.402 y extranjeras 7.141.

Según el balance, algo más del 69% de las denuncias presentadas en todo el país llegaron por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de atestados policiales. Las denuncias por intervención directa de la Policía se sitúan en algo más del 15% y el número de denuncias presentadas por familiares de la víctima alcanzó un porcentaje ligeramente superior al 2% del total.

Por otro lado, en el mismo periodo de tiempo bajaron los casos de víctimas de violencia de género que se acogieron a la dispensa de la obligación legal de declarar, hasta los 16.464 casos, lo que supone un porcentaje de un 10,4% en relación con el total de mujeres víctimas de violencia de género, cifra inferior en casi dos puntos a la del año anterior. De estas casi 16.500 situaciones en las que se acogieron a la dispensa, 10.212 fueron mujeres españolas, lo que representa un 62%, y 6.212 extranjeras (38%). Este último porcentaje supera en casi cinco puntos al de 2016.

Según este balance del CGPJ, en 2017 se incrementaron en un 1,2% de sentencias condenatorias dictadas por los órganos judiciales españoles en procesos relativos a violencia de género. Frente al 62,6% de condenas que se produjeron en 2015 y el 66,2% de 2016, el año pasado el porcentaje se situó en el 67,4%. De hecho, en 2017 las sentencias dictadas fueron 49.165, de las que 33.146 fueron condenas y 16.019 absoluciones. El mayor porcentaje de condenas a maltratadores se produjo en los juzgados de violencia sobre la mujer, con algo más del 84%. El porcentaje de condenas en los juzgados de lo Penal también se incrementó y se situó en el 55,7%, cuando en el año anterior se había producido un 54,9% de sentencias condenatorias.

Otro dato destacable es que los juzgados de Menores enjuiciaron por delitos en el ámbito de la violencia contra la mujer a 266 menores y el año anterior esta cifra fue de 179, un aumento del 48,6%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios