Una especie de pez sobrevive 70.000 años sin reproducirse sexualmente

  • Científicos escoceses averiguan que la Poecilia Formosa, formada sólo por hembras, utiliza "trucos genéticos" para no extinguirse.

Un equipo de científicos has descubierto cómo ha logrado sobrevivir  70.000 años una especie de pez hembra que no se reproduce  sexualmente. Según los investigadores de la Universidad de  Edimburgo, en Escocia, el pez molly amazónico, Poecilia Formosa  emplea trucos genéticos de supervivencia para evitar la  extinción. Los expertos creen que molly ha logrado sobrevivir miles  de años gracias a que interactúa con machos de otras especies para  desencadenar el proceso de reproducción. 

Esta especie formada sólo por hembras, se encuentra  principalmente en el sur de Estados Unidos, México y parte de  Colombia, y durante mucho tiempo se ha creído que está amenazada de  extinción ya que con la reproducción asexual ocurren cambios  perjudiciales en los genes a través de las generaciones. F

Molly -igual que otras especies asexuales- utiliza una técnica  de reproducción llamada ginogénesis, con la cual los descendientes  son clones de la madre que no heredan ningún material del ADN del  padre. Debido a que todas las especies ginogenéticas son hembras,  la activación de sus óvulos requiere el apareamiento con machos de  especies cercanas pero no hacen uso del esperma y así, éstos no  contribuyen con ningún material genético. 

Para descubrir cómo ha logrado sobrevivir tanto tiempo el pez  molly, a pesar de las mutaciones genéticas generacionales, los  científicos de la Universidad de Edimburgo estudiaron complejos  modelos matemáticos. Calcularon el tiempo de extinción del pez  basado en modelos de los cambios genéticos ocurridos durante miles  de generaciones. Los resultados mostraron por primera vez que,  basados en los modelos actuales, el pez tuvo que haberse extinguido en los pasados 70.000 años. 

Pero según los investigadores, la especie no ha desaparecido -y  de hecho tiene prósperas poblaciones en sureste de Texas y noreste  de México- gracias a trucos genéticos de supervivencia que las  han ayudado a mantenerse vivas. Una teoría, dicen los científicos,  es que la especie quizás utiliza un poco de ADN de los machos para  provocar la reproducción y "renovar" su acervo genético. 

Según el doctor Laurence Loewe de la Escuela de Ciencias  Biológicas de la Universidad de Edimburgo "lo que descubrimos es  que este pez realmente posee algo especial y cuenta con trucos  especiales que lo ayudan a mantenerse vivo". "Quizás lo que ha  ayudado a la especie a sobrevivir son las relaciones sexuales  ocasionales con extraños" agrega. "Pero vamos a seguir  estudiándolos para poder obtener más respuestas". 

El científico afirma que el estudio también podría ayudar a  entender mejor a otras especies que operan de forma similar y  también utilizan esos trucos de supervivencia. Una de éstas es la  salamandra, que al parecer ha logrado sobrevivir reproduciéndose  con ginogénesis durante más de un millón de años.      

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios