Un inspector de Educación no denunció los abusos en el colegio Valdeluz porque no había un protocolo de actuación

  • El inspector ratifica ante el juez, al igual que tres profesores y el psicólogo del colegio, que recibieron quejas de alumnas sobre el profesor acusado de abusos.

Comentarios 6

El inspector de Educación de la Comunidad de Madrid Aníbal René Franco ha asegurado que no denunció un supuesto caso abusos en el colegio Valdeluz Agustinos de Madrid del que recibió información en enero de este año porque no había un protocolo de actuación para estos casos. Este profesional ha prestado declaración ante el juez como testigo, al igual que tres profesores y el psicólogo del colegio, quienes han ratificado que recibieron quejas de alumnas sobreel profesor del centro escolar Andrés D., acusado de abusos. 

El inspector de Educación de la Comunidad de Madrid dijo ante la Policía que el 27 enero de este año atendió a los padres de una alumna menor de edad de la academia de música Melodía Siglo XXI -anexa al centro escolar- que le informaron de que un profesor había practicado tocamientos a su hija en clase. Inmediatamente después de la reunión, el inspector de Educación comunicó los hechos a la directora de la academia Melodía Siglo XXI, que le respondió que eso era "mentira", y al director del colegio Valdeluz Agustinos, que le indicó que eso le sorprendía y que no tenía constancia de nada parecido. 

El 24 de febrero de este año, -después de la detención del profesor Andrés D. que se produjo el 11 de febrero- el Servicio de Inspección Educativa puso en conocimiento de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid el relato de los padres de la menor sobre lo ocurrido en la academia. En declaraciones a los periodistas, Aníbal René Franco ha defendido su actuación, al señalar que, en función de la información disponible, hizo lo "correcto", que fue ponerse en contacto con los directores de la academia y del colegio. 

En aquel momento, ha precisado, no había un protocolo de actuación, mientras que, ahora, hay un protocolo que obliga a acudir a la Justicia ante casos de este tipo, que está pendiente de tramitación legislativa. Además, ha agregado, los padres de la chica le pidieron que fuera cauto porque estaban en contacto con otras familias y hablando con abogados para tramitar la denuncia. 

También han comparecido ante el juez dos profesoras del colegio Valdeluz Agustinos que escucharon el relato de una de las denunciantes de abusos, que estuvo en tratamiento psicológico en el Centro Especializado de Intervención en Abuso Sexual Infantil (Ciasi) de la Comunidad de Madrid. Un profesor de guitarra de la academia Melodía Siglo XXI ha indicado que una de las alumnas le trasladó que se sentía molesta porque el profesor le cogía la mano. El psicólogo del colegio Valdeluz Agustinos ha asegurado que hace años una chica le comentó que tenía un problema con un profesor. 

El abogado del director y del jefe de estudios del colegio, Jesús Mandri, ha resaltado que las declaraciones corroboran que sus defendidos desconocían los hechos. Ramón Muñoz, el abogado del docente acusado de abusos, ha destacado la gravedad de que los informes de la Inspección de Educación se elaboraran a posteriori, el 14 y el 17 de febrero, después de que el caso saltara a los medios de comunicación, por lo que se ha preguntado "para qué están la Comunidad de Madrid y la Inspección de Educación". Muñoz ha opinado que las declaraciones de las chicas eran "difusas" y ha considerado "extraño" que esto fuera "vox populi" y nadie hiciera nada, ni profesores, ni psicólogos, ni la jefatura de estudios, ni la dirección, ni la Comunidad de Madrid. El profesor Andrés D., que se encuentra en libertad, con medidas cautelares, desde el pasado 15 de abril, continúa fuera de Madrid y permanece "tranquilo" y "confiado en la justicia", según su letrado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios