Los secuestradores de Somalia piden 250.000 dólares

  • Los captores de la doctora española y la enfermera argentina, raptadas en Somalia el pasado miércoles, han pedido un rescate de 250.000 dólares, según una carta enviada a las emisoras de radio de la zona.

Los secuestradores de dos profesionales de Médicos sin Fronteras que trabajan en Somalia, una española y una argentina, han exigido un rescate de 250.000 dólares y afirman que las dos rehenes se encuentran en buen estado de salud.

La petición está contenida en una carta que hicieron llegar hoy a emisoras locales de esta ciudad, en el extremo noreste de Somalia.

Las secuestradas son la médica española Mercedes García y la enfermera argentina Pilar Bauza. Fueron apresadas el pasado miércoles en Bosaso y desde entonces están retenidas en una zona boscosa.

Con el fin de seguir el caso llegaron ayer a Bosaso el embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, y el encargado de negocios de la embajada argentina en Nairobi, Fernando Rolandelli.

En su carta, los secuestradores piden a los dos diplomáticos que negocien directamente con ellos y eviten utilizar a las autoridades del gobierno regional de Puntlandia, una zona de Somalia con un régimen de autonomía. "No se preocupen por la salud de las dos señoras, están en buenas condiciones", dice la misiva.

No ha habido comentarios del Gobierno sobre el rescate pedido por los secuestradores, ni tampoco de los dos diplomáticos desplazados a Bosaso.

El proceso seguido en este caso es parecido al que se registró a partir del 16 de diciembre con el secuestro en esa fecha, también en Bosaso, del cámara francés Gwen Le Gouil. Sus captores pidieron un rescate por el rehén, entre 80.000 y 100.000 dólares, según distintas fuentes. El periodista fue puesto en libertad el pasado lunes, sin que esté confirmado que se haya abonado el dinero requerido.

Mercedes García y Pilar Bauza se encuentran retenidas en un área boscosa situada al este de Bosaso. Las autoridades dicen que la zona es muy extensa, aunque aseguran que los secuestradores están rodeados por la policía.

En ese área, cerca de la villa de Mareero, fue retenido también el cámara francés y, según fuentes oficiales, suelen esconderse los emigrantes clandestinos que están esperando para cruzar el golfo de Adén y llegar a Yemen, con el fin de buscar nuevas oportunidades.

El Gobierno anunció que, con el fin de seguir este secuestro, se ha creado un comité de crisis encabezado por el actual titular de Pesca, Ahmed Said Nor.

Ayer, el ministro negó cualquier intención de las autoridades de negociar con los secuestradores, y afirmó que las rehenes serán liberadas gracias a la acción policial, velando en todo momento por la seguridad de las dos mujeres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios