La Última Cena de unos pescadores, según León

  • Canal Historia emite en esta Semana Santa la versión del chef andaluz con cuatro estrellas

De las seis ediciones de la Última Cena del Canal Historia esta es la primera interpretación andaluza, la cena de Cristo y sus apóstoles según Ángel León, que le ha dado la interpretación de una comida de pescadores. En el caso del Chef del Mar no podía ser de otra manera. El triestrellado restaurante Aponiente, en El Puerto de Santa María, sirve además en estos días el menú que se ha trasladado a esta entrega especial. Una Última Cena con cuatro entrantes, cinco platos y un postre que resaltará a los espectadores de España y Portugal el concepto de la cocina de pescados de descarte, eje del chef gaditano en una reclamación gastronómica y medioambiental, y el nombre de uno de los grandes dulces gaditanos: el alfajor de Medina.

La cena del Jueves Santo según Ángel León se abre con hierbas y placton, un bocado de erizo y salmonete, la etérea tortillita de camarones de este autor y un cóctel de marisco a mayor gloria del amontillado de El Puerto.

El menú en la mesa se abre con embutidos marinos, un prioridad investigadora de León, que se convierten en metáfora de las Bienaventuranzas al incluir a los pescados siempre descartados, con un chorizo de pimentón y corvinata; una caña de lomo de pimentón y cazón y una sobrasada de pimentón y caballa. En la tarrina del origen de la vida se armoniza la carne de berberecho con placton, jugo del molusco gelatinizado, y lima. Con las sardinas ahumadas en huesos de aceituna, con puré de berenjena, se reclama al humilde pescado azul que también se capturaba en el mar de Galilea. Tras el arroz meloso de plancton, un emblema del chef, se sirve un plato de pescado que conjuga sangre y vino y que tiene textura de carne: un civet de ventresca de morera donde sorprende además el chicharrón de este pez. De remate, la revisión de ese alfajor asidonense, con el aroma de almendra y especias características de este dulce más vinculado a las fechas navideñas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios