Cinco claves de un 'GH' cerrado

  • El 'reality' finaliza su peor edición con la victoria de Hugo, el favorito desde el principio

Jorge Javier Vázquez con el ganador de esta edición número 18 de 'Gran Hermano', el uruguayo Hugo. Jorge Javier Vázquez con el ganador de esta edición número 18 de 'Gran Hermano', el uruguayo Hugo.

Jorge Javier Vázquez con el ganador de esta edición número 18 de 'Gran Hermano', el uruguayo Hugo. / mediaset

Comentarios 3

Ha sido la edición menos vista de la historia del reality. El programa ha terminado con una media de 14,3% de cuota de pantalla. También ha sido la más corta de las dieciocho ediciones que se han emitido. Ha durado ochenta y ocho días, adelantando la gala final una semana de la fecha prevista para evitar un declive mayor. El jueves la victoria de Hugo, el concursante favorito de la audiencia desde el comienzo, puso fin a casi tres meses complicados para la cadena y la productora, que ahora deberán decidir si dan un merecido descanso al formato. A continuación, las cinco claves han provocado la agonía de Gran Hermano y que han puesto en el aire su futuro.

1. La entrada de cien participantes. Gran Hermanocumplía la mayoría de edad y para celebrarlo Telecinco y Zeppelin optaron por revolucionar el formato más allá del cambio de logotipo. La edición comenzó con un hecho inaudito: Cien aspirantes entraron en la casa de Guadalix, de los que solo veinte se convirtieron en concursantes. Esto no gusto ni a la audiencia ni a los ochenta que se quedaron fuera del concurso. Los aspirantes entraron a la casa dos días antes de la emisión de la primera gala, algo que los espectadores vieron como una falta de respeto porque se perdían momentos claves como cuando los participantes se conocen. Los ochenta que se quedaron a las puertas no entendieron el criterio de selección y en plató, a gritos de "tongo", denunciaron lo injusto de la situación.

La ausencia al comienzo del canal 24 horas fue clave para el gran declive del programa

2.La ausencia del canal 24 horas. Esto fue lo que más indignó a los fieles seguidores del reality. La cadena y la productora decidieron suprimir la emisión de la vida en directo. Esto se traducía en que después de años con el canal en marcha, se olvidaban de la esencia del formato. Los fans hicieron un llamamiento en redes sociales para boicotear al programa. El resultado fue la espectacular bajada de audiencia. Días después de la sonora reivindicación Mediaset anunció que el canal 24 horas regresaba. Pero ya era tarde para reparar el daño.

3. El presunto caso de abuso sexual. Y ocurrió lo más imprevisible. Tras una de las fiestas la organización anunció la expulsión de uno de los concursantes y la salida de otra con opción a vuelta. Se trataba de José María y Carlota, pareja dentro de la casa de Guadalix. No se pronunciaron sobre el motivo de la expulsión disciplinaria pero las redes fueron rápidas y muchos aseguraron que se trataba de un caso tan grave como un supuesto abuso sexual que finalmente ha terminado en manos de las autoridades. Hubo quien acusó al programa de utilizar el hecho para beneficiarse, algo que hundió más si cabe su imagen.

4. Idas y venidas. Para intentar remontar, la edición ha estado repleta de entradas y salidas. Han entrado a convivir famosos, ex concursantes, ha habido expulsiones sorpresa y algunas semanas han salido de la casa varios participantes. Lo que ha transmitido todo esto es una estrategia desesperada, desconcertante y sin sentido para frenar la inevitable caída.

5. Jorge Javier Vázquez.Que Mercedes Milá es insustituible ya no es excusa. Esta era la segunda edición para el presentador y no ha conseguido encontrarse cómodo en el plató, algo que ha transmitido. Unos días antes de la final el presentador pidió disculpas, sintiéndose en parte culpable del declive del formato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios