El despegue definitivo de las plataformas de pago en 2017

  • Los contenidos 'premium' llegan a casi 6,1 millones de hogares españoles y a 15 millones de espectadores

'Velvet Colección', la primera serie de producción propia de Movistar + incorporada a partir de septiembre de este año. 'Velvet Colección', la primera serie de producción propia de Movistar + incorporada a partir de septiembre de este año.

'Velvet Colección', la primera serie de producción propia de Movistar + incorporada a partir de septiembre de este año. / bambú

Datos sobre clientes en las plataformas de pago. Datos sobre clientes en las plataformas de pago.

Datos sobre clientes en las plataformas de pago.

Unos precios razonables (las plataformas se contratan en paquetes de servicios de telefonía), una mayor competencia y variedad (con el asentamiento de los 'videoclubes on line' estadounidenses) y una conexión más fácil a través de internet ha permitido el despegue definitivo de la televisión de pago en España. Y el fútbol ya no es sólo el banderín de enganche. Durante años se atisbaban techos imposibles de superar frente a la penetración superior al 70% que se consiguen en países vecinos como Portugal o Francia. 2017 fue el punto de inflexión para los contenidos premium que disfrutan en estos momentos 15 millones de espectadores. Un tercio de los hogares españoles tiene en estos momentos algún servicio audiovisual. De los 18,4 millones de hogares españoles casi 6,1 millones consumen televisión de pago, entre servicios on line, por cable o por satélite. Según los últimos datos de la CMNV Movistar + ha superado los 3,6 millones de clientes.

El consumo de contenidos a la carta, al margen del horario de la parrilla, es ya una realidad que se lee entre líneas en los índices de audiencia diarios. Series como Vergüenza, The walking dead o Juego de Tronos en Movistar han superado los 700.000 visionados. En el caso de series populares de Netflix como Narcos o Stranger Things no hay datos españoles pero es evidente el calado por el conocimiento de esas ficciones de producción propia. Netflix ha pasado de los 216.000 clientes en sus primeros meses de funcionamiento en España, en el otoño de 2015, a los casi 1,2 millones que registraba a mediados del pasado año.

Entre los contenidos más seguidos en abierto (series como La que se avecina, La casa de papel o programas como Masterchef) hay que añadir en torno al medio millón de visionados en las plataformas gratuitas de las cadenas como Atresplayer, RTVE.es o Mitele. El visionado de piezas en youtube alcanza ya a un 58% de los espectadores de televisores conectados a internet. La pantalla de casa ya brinda una oferta casi infinita junto a la emisión en línea de los canales de la TDT y los temáticos de las plataformas. El consumo audiovisual, cada vez más individual, está cambiando y ya no es futuro, es un presente que anotan los audímetros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios