Luciano Núñez, nuevo apoderado del novillero gaditano Fran Gómez

  • El antiguo matador valenciano comienza con una fase de preparación campera

El taurino valenciano Luciano Núñez cerró ayer el apoderamiento del novillero gaditano Fran Gómez en un acuerdo que supone muy buenas expectativas en la carrera profesional del torero de la calle de la Torre, que hasta la fecha lleva contabilizadas 16 novilladas picadas.

Luciano Núñez, valenciano, fue matador de toros y se hizo banderillero en la temporada de 1990 debutando en las filas de plata con Víctor Manuel Blázquez en el coso de la calle Játiva.

Tras una importante carrera profesional en la brega a las órdenes de El Soro, Curro Vázquez, José María Manzanares y Oscar Higares, terminó su trayectoria en la cuadrilla de José Tomás y retirándose a la vez que el de Galapagar en el año 2003, comenzó su desempeño en las tareas de apoderamiento.

Ya en el año 2002 le había hecho 11 novilladas a Manzanares hijo y cuarenta festejos más en 2003. Actualmente es el apoderado de l matador de toros Juan Mora aunque también ha llevado a toreros de la talla de Fernando Cruz, José Ortega Cano en 2005, Álvaro Ortega, Joselillo o Leandro Marcos, así como novilleros como Alberto Gómez Samuel, Daniel Cuevas o Juan Ávila.

Luciano Núñez explicó ayer a este medio que el acuerdo se ha fraguado con un grupo de gente de Cádiz y su provincia: "me habían hablado muy bien de Fran Gómez y lo vi en un tentadero el mes pasado y aquí estamos".

Luciano Núñez afirma que es un momento muy prematuro para hacer planes y que de momento de lo que se trata es de cuajar una importante preparación en el campo "y luego poder meter la cabeza en dos o tres sitios importantes. Sabemos que estamos en un momento en el que todo está muy difícil para las novilladas".

El nuevo apoderado de Fran Gómez afirma que el torero "tiene muy buenas condiciones. Con el trabajo en el campo vamos a repasar matices y prepararlo muy bien para que pueda meter la cabeza en sitios importantes".

Fran Gómez salía en la tarde de ayer al campo y valoró muy positivamente esta nueva perspectiva, con la máxima ilusión. El torero gaditano sigue su rutina de intensos entrenamientos diarios con la mirada puesta en una temporada que ha de revelarse como la de cierre de su paso por el escalafón novilleril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios