Padilla, con tres orejas en Burgos, comparte triunfo con Garrido

  • Se lidia una corrida bien presentada y buena del hierro de Bañuelos El Fandi pierde el triunfo por el fallo con los aceros

corrida de feria de burgos TOROS: de Antonio Bañuelos, bien presentados, nobles y encastados, de buen juego conjunto. Desentonaron algo más los dos últimos. Destacó el gran primero TOREROS: Juan José Padilla estocada (dos orejas); y estocada (oreja) El Fandi dos pinchazos, estocada y dos descabellos (silencio tras aviso); y pinchazo, media y descabello (silencio) José Garrido pinchazo y estocada trasera (oreja tras aviso); y estocada (oreja) INCIDENCiAS: Tres cuartos

Espectáculo de lo más completo, en el que destacó la fiesta de Padilla, que hizo un magnífico desglose de su bullidor repertorio para el deleite del graderío, y el valor y la entrega de José Garrido, que protagonizó un debut de alta nota en Burgos. El Fandi no se sumó a la fiesta por su desacierto al manejar los aceros. Hubo un primer toro extraordinario de Bañuelos, al que Padilla recibió con una larga cambiada y un entregado y espectacular tercio de banderillas. Fue a más la actuación del jerezano en la muleta, iniciando su labor de hinojos para acabar firmando una faena muy completa sobre ambos pitones y en la que tampoco faltaron alardes y momentos de toreo accesorio que tanto suelen encandilar a la gente. La gran estocada dio paso al doble trofeo.

Otra oreja más paseó Padilla del cuarto por otra faena similar, iniciada sentado en el estribo y en la que tampoco faltaron rodillazos, circulares y, sobre todo, otro tercio de rehiletes de notable conexión con los tendidos.

El Fandi mostró una gran variedad capotera en sus toros. Muleta en mano lo que no faltó en sus dos labores fue la entrega absoluta que suele caracteriza sus quehaceres en el último tercio; pero el mal uso de los aceros en sendos oponentes hizo que cambiara las posibles orejas por dos silencios.

José Garrido, que debutaba, anduvo a muy buen nivel en su primero, con gusto y reposo con el capote, y al que cuajó una faena de muleta de altura con poderío al natural.

Otra oreja más paseó Garrido, la del sexto tras una firme y valiente labor ante un toro que vino a menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios