Triunfan en Alicante el toreo de Ponce, la entrega de López Simón y el valor de Roca Rey

  • Los tres diestros salen a hombros en la segunda corrida de la Feria de las Hogueras, en la que se lidió un encierro de Daniel Ruiz

El diestro Enrique Ponce dictó ayer una lección magistral de toreo en Alicante, y salió a hombros junto a un entregado López Simón y un valiente Roca Rey en el segundo festejo de la feria de Hogueras, donde se repartieron un total de ocho orejas.

Con lleno, se lidiaron cinco toros de Daniel Ruiz y uno -el sexto- de La Palmosilla, desiguales de presentación y de juego también variado; destacó el encastado y buen segundo. Enrique Ponce, oreja y oreja tras aviso. López Simón, dos orejas y oreja. Roca Rey, oreja y dos orejas.

Tarde de duelo generacional en la que Enrique Ponce se medía a dos de los jóvenes valores que más están apretando: López Simón y el peruano Andrés Roca Rey, debutantes ambos en Alicante, y que a buen seguro dieron las gracias al maestro de Chiva por la clase magistral de toreo excelso que les brindó. Un regalo único e inigualable.

Luego la función tuvo también otros momentos interesantes como la rivalidad demostrada que hay entre los dos más nuevos, dejándose la piel ambos en el ruedo para no dejarse comer la tostada y para seguir sumando en sus respectivas y meteóricas carreras.

Ponce tuvo que ejercer de enfermero en su primero. Al desclasado cuarto le enseñó a embestir.

El primero de López Simón tuvo buen son y el de Barajas anduvo sobrado y rotundo. Con el quinto, brusco y sin clase, hizo un gran esfuerzo para imponerse.

Roca Rey dio una exhibición de variedad capotera en su primero, con una faena presidida por el toreo temerario de cercanías. Con el sexto, nada franco, volvió a jugarse las femorales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios