Un encierro con una carrera limpia, rápida y sin heridos

  • Los astados de Fuente Ymbro no dieron problemas en el quinto recorrido sanferminero

Los toros de la ganadería gaditana de Fuente Ymbro han protagonizado un quinto encierro de las fiestas de San Fermín rápido y limpio, en la que la manada fue agrupada gran parte del recorrido. No se registraron heridos de consideración por asta.

Los seis toros de la ganadería gaditana salieron a las ocho en punto de los corrales de Santo Domingo acompañados de los cabestros para cubrir la carrera, que duró 3 minutos y 12 segundos, algo más de lo que suele ser habitual por la resistencia de un toro en entrar en los corrales. Los astados enfilaron la Cuesta de Santo Domingo de forma conjunta con tres cabestros en cabeza, y conforme ascendían, a gran velocidad, un toro tomó la delantera del grupo. Justo antes de entrar en la Plaza del Ayuntamiento varios mozos cayeron formando un montón, pero sin mayores consecuencias.

Con dos toros por delante, que cogieron ventaja a sus hermanos, el grupo afrontó el tramo de Mercaderes sin ocasionar problemas. Estos dos astados chocaron contra la valla en la curva de Estafeta y se volvieron a reunir con los otros cuatro astados.

De esta manera, enfilaron Estafeta, principalmente la primera mitad. A lo largo de esta calle se ha ido estirando el grupo, lo que permitió a los mozos meterse entre las reses y realizar carreras bonitas delante de las astas. Con tres toros en cabeza llegó la manada al tramo de Telefónica. En este punto se rompió el grupo, pero los toros siguieron la carrera hasta la plaza sin ocasionar peligro entre los mozos. En el callejón algún astado cayó, pero remontó el encierro sin perder el ritmo; con un rezagado que dio problemas hasta que entró en toriles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios