La Hispalense realiza obras en el Rectorado para el traslado de Filosofía

  • La Universidad reformará a partir de noviembre las aulas de la planta alta del edificio y así crear el Campus de Humanidades

Comentarios 4

La Universidad de Sevilla retomará en noviembre el proyecto de reforma del interior de la antigua Fábrica de Tabacos, que alberga la sede del Rectorado, que permitirá el traslado de la Facultad de Filosofía al emblemático edificio y crear así el Campus de Humanidades diseñado hace años.

Tras la finalización de la transformación de las antiguas viviendas de los ingenieros en despachos y la tramitación de la restauración de las cuatro fachadas del conocido como patio del ajedrez, ahora toca el turno de otra zona de la antigua Facultad de Derecho. En concreto, las obras se centrarán en la reforma del aulario de la planta alta del Rectorado, en torno al patio Este. Éstas, según confirmaron ayer a Europa Press fuentes de la institución académica, tienen un plazo de ejecución de 12 meses y forman parte del conjunto de actuaciones necesarias para hacer posible el Campus de Humanidades. Este proyecto se inició con la salida de la Facultad de Derecho de la Fábrica de Tabaco y concluirá con el traslado de la Facultad de Filosofía, ubicada actualmente en el complejo de Ramón y Cajal. Antes, fue necesaria también la mudanza de la Biblioteca General a Eritaña.

La Universidad de Sevilla tiene previsto realizar más actuaciones en el Rectorado, algunas de ellas a lo largo de 2018, necesarias para habilitar el nuevo campus. Desde la Hispalense descartan dar aún una fecha para el traslado definitivo de Filosofía, pero aseguran que los trabajos avanzan a buen ritmo. Así, se pretende rescatar los espacios abovedados y crear 17 aulas, 5 despachos y una sala de juntas.

El futuro campus de Humanidades seguirá albergando la sede del Rectorado y el gobierno administrativo de la institución, contará con aulas comunes y un Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación (CRAI) de Humanidades, como el existente ya en Reina Mercedes, dedicado, sobre todo, a la investigación y la ciencia.

La falta de financiación ha ralentizado uno de los mayores retos arquitectónicos de la historia de la Universidad de Sevilla: recuperar los valores arquitectónicos del Rectorado. Hasta la fecha se ha ejecutado un porcentaje muy bajo del Plan Director de Remodelación de la Fábrica de Tabacos, aprobado en 2009 y que contempla actuar en los 42.000 metros cuadrados útiles del inmueble. El proyecto global de la Fábrica de Tabacos se cifra en unos 50 millones de euros, siendo así una iniciativa "muy a largo plazo" y que se acomete en función de las disponibilidades de tesorería, según apunta la Universidad de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios