Los Niños Jesús de ayer y de hoy

  • La muestra da a conocer gran parte del patrimonio, hasta ahora oculto, del convento de Santa Rosalíal exposición.

Comentarios 3

Piezas de arte, pequeños tesoros históricos y un extenso patrimonio artístico y cultural que durante siglos ha permanecido oculto, y que estos días puede visitarse en el convento de Santa Rosalía. Hasta el próximo 5 de enero, la exposición titulada Et incarnatum est da a conocer una serie de imágenes del Niño Jesús que abarcan desde el siglo XVI hasta nuestros días, siendo legado de las Clarisas Capuchinas que habitan el convento y que por primera vez se muestran al público.

En palabras del comisario de la muestra, Antonio Martínez, se trata de "un patrimonio totalmente desconocido por los sevillanos que durante siglos ha permanecido oculto tras las paredes del convento y que ahora tenemos la oportunidad de disfrutar".

Para tal ocasión se han habilitado unas dependencias de la clausura, independizadas del resto del convento, que permiten al ciudadano adentrarse en el corazón del claustro nada más subir las escaleras, desde donde pueden contemplarse varios lienzos de Juan de Espinal. Tras la puerta se suceden las tres salas donde se exponen las imágenes correspondientes a cada uno de los periodos, así como obras procedentes de los ajuares de los Niños y ornamentos sagrados usados para las fiestas de Navidad, confeccionados en el taller del cenobio por las propias hermanas. "El grueso de la exposición lo conforman las imágenes de los Niños del siglo XVIII, apreciando piezas documentadas de Cristóbal Ramos, varios anónimos del siglo XVII, niños pasionistas (que portan los símbolos de la cruz y la lanza para simbolizar la Pasión de Cristo) y los tradicionales niños limosneros junto a las urnas con las que recorrían las casas", añade el responsable de la muestra.

La serie permite apreciar las diferentes imágenes hasta un total de 28, siendo algunas de ellas del gusto de los más pequeños. Cariñosamente apodado por las hermanas como Buchito (por sus mofletes) "es quien más simpatía despierta entre los visitantes de la muestra". También llama mucho la atención, el Niño Curita, ataviado con un amplio ajuar de ropas que van desde la ordenación del sacerdote hasta que éste se erige como Papa, o el Niño Llorón. El imaginero onubense José Ángel Ponce Vázquez es el autor del Niño Jesús más actual (2011), en terracota policromada.

Las salas también exponen varias imágenes de la Virgen María ataviada como pastora, además de casullas dieciochescas que fueran bordadas por las monjas y varios crucificados. "La exposición es un recorrido metafórico de la vida de Jesús, desde su niñez hasta su muerte y resurrección", explica Antonio Martínez.

La última sala con la que termina la exposición acoge, en un altar con flores hechas a mano por las religiosas, el Niño Jesús al que encomiendan la fundación del convento por ser una donación de sor Josefa Manuela de Palafox y Cardona, primera abadesa y fundadora. Todas las piezas pertenecen al patrimonio de las hermanas de Santa Rosalía desde la apertura del convento y se tratan, en su mayoría, de donaciones.

Organizada por la comunidad de religiosas en colaboración con la Hermandad del Rosario de los Humeros, "la intención es que la exposición sirva de germen para un futuro museo donde mostrar el amplio patrimonio con el que cuenta el convento, al igual que ocurre en Santa Paula".

Información

Hasta el 5 de enero se puede visitar la muestra sobre el Niño Jesús que alberga el convento de Santa Rosalía. C/ Cardenal Espinola, 8. Abre todos los días, de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30. Los días 25 de diciembre y 1 de enero, cerrado. Sólo en horario de mañana los días 24 y 31 de diciembre. Donativo de 2 euros (para la restauración del patrimonio) y menores de 11 años gratis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios