Un paseo entre andamios cubiertos de gloria

  • Ya han comenzado las visitas guiadas para contemplar parte de la restauración del altar mayor de la Catedral.

Según las previsiones de los técnicos, no será hasta la primavera de 2014 cuando pueda apreciarse la rehabilitación integral del altar mayor de la Catedral de Sevilla. Pero desde esta semana, ya son muchos los que han podido ver de cerca la evolución de esta restauración, que comenzó en enero de 2012, gracias a las visitas guiadas que el Cabildo organiza bajo el título Veintisiete escenas del retablo.

Esta iniciativa permite acceder al andamiaje del retablo mayor para poder contemplar de cerca las tareas de limpieza y reintegración de esculturas, relieves y mazonería, y visitar una exposición que explica su historia material y mensaje iconográfico, su técnica constructiva y polícroma, su estado de conservación y los tratamientos que se están realizando.

De lunes a viernes, tres grupos de 15 personas pueden conocer de cerca la historia y restauración del retablo en el recorrido por esta joya catedralicia. La visita es gratuita y debe solicitarse formalmente a la Catedral de Sevilla a través del impreso que puede descargarse en la página web.

Aquellos que se inscriban en las visitas se comprometen a cuidar y respetar la integridad de todos los elementos ornamentales y arquitectónicos del monumento. Asimismo, no está permitido el acceso a los menores de 12 años. No obstante, los menores de 18 años deben ir acompañados de un adulto. Debido a la alta demanda, la no asistencia a la visita por causa injustificada conlleva la pérdida del derecho a solicitar de nuevo la visita.

El visitante deberá presentarse 30 minutos antes del inicio del recorrido en el atrio de la Puerta de Campanillas. Cualquier retraso podría impedir que el interesado acceda al retablo mayor.

El espacio habilitado para la visita se halla entre las plantas baja, primera y segunda de la estructura de andamio. Esta actividad es compatible con los trabajos que en estos momentos se están realizando y está ilustrado con paneles fotográficos, pantallas de vídeo y algunas de las esculturas o relieves, que se muestran desmontadas.

Para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida, se ha instalado un ascensor dentro de la estructura.

Con el doble objetivo de aproximar elementos significativos del retablo y de explicar las técnicas de ornamentación que se emplearon en su elaboración, se han realizado las reproducciones, en tamaño natural, de una de las imágenes de la viga y de otra de las esculturas, en la que se recrean los distintos estados de los procesos de la talla, dorado y policromados.

Este proyecto se desarrolla en tres fases: investigación (redacción del proyecto y análisis del retablo y sus patologías); actuación (puesta en práctica del proyecto); y conservación preventiva, con el fin de evitar actuaciones cada medio sigo y ejercer un control más periódico y menos costoso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios