La primera comunión, un gasto que controlar

  • El presupuesto puede llegar a superar los 7.000 euros entre vestuario, complementos y banquete, que son los servicios más caros

Comentarios 1

La celebración de la primera comunión puede llegar a superar los 7.000 euros entre vestuario, complementos y el banquete, que son los artículos y servicios más caros, y a los que habría que añadir los gastos en regalos, vestuario o peluquería de familiares y amigos, según la organización de consumidores UCA-UCE, que advierte que este acto religioso y social puede suponer "en muchas ocasiones un endeudamiento importante para las familias".

Normalmente, lo que se elige con más cuidado es el traje del niño o niña. Hay una gran variedad de modelos y, por tanto, de precios. De media el vestido de la niña puede costar alrededor de 560 euros, pero se pueden encontrar trajes entre 99 y 1.450 euros y necesitará complementos que costarán entre 14,99 y 65,90 euros. Además hay que adquirir zapatos, muda, calcetines, lo que implica otros 55,95 euros de media.

En el caso de los niños, la ropa será menos costosa, ya que se pagarán en torno a 220 euros, aunque se pueden encontrar incluso por 340 euros. Como ocurre con las niñas, a ello hay que sumarle el coste de los zapatos, muda y calcetines. Otro de los gastos son los complementos como reloj, pulsera, cadena, cruz... que pueden costar entre 110 y 536 euros.

El banquete es la partida más cara. Aunque lo más económico sería celebrarlo en casa con la familia, actualmente se suele recurrir a encargar un banquete en un restaurante. Así, para unos 65 invitados, que suele ser lo habitual entre amigos y familiares, la invitación a comer saldrá por unos 3.312 euros de media, dependiendo del menú que se elija. A la hora de concretar el banquete se puede encontrar todo tipo de precios. Además, cada año aumenta de manera considerable el servicio adicional de animación para divertir a los niños en ese día tan especial.

Otro gasto es el reportaje fotográfico. Es habitual que la propia iglesia donde tiene lugar el acto religioso encargue a un fotógrafo que haga un reportaje a todos los niños y que después se dividan los gastos entre todos, encargando cada familia tantas copias como desee.

A todos estos gastos hay que añadir otros como equipar al resto de la familia, aprovechar la ocasión para arreglar la casa, entre otros.

Por eso, UCA-UCE recomienda elaborar un presupuesto acorde con las posibilidades económicas familiares y ceñirse a él todo lo posible. También recomienda introducir en el presupuesto los gastos previstos y un margen para posibles añadidos; no dejarse influir por los reclamos publicitarios ni por el consumismo, cada vez más presente en este tipo de celebraciones; valorar la relación calidad-precio en todos los productos y servicios. También es muy conveniente comparar precios en distintos establecimientos. Después de comparar, adquirir cada artículo necesario en la tienda más económica y no realizar toda la compra en un mismo establecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios