Donde reinan los lunares

  • La pasarela ‘We love flamenco’ aúna tradición con modernidad en el arranque de su quinta edición 

Diseño de Pol Núñez. Diseño de Pol Núñez.

Diseño de Pol Núñez. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 1

Los trajes de volantes en Sevilla ya han hecho su aparición oficial en este 2017. Este jueves ha comenzó en el Hotel Alfonso XIII la quinta edición de la pasarela We Love Flamenco, que para celebrar su lustro de lunares y flecos cita en la capital a las mejores agujas en este mes de enero. Hasta el próximo martes 17 se celebrarán un total de 36 desfiles en el Salón Real del hotel. La expectación de los amantes de la moda flamenca va en aumento cada año con este evento que se ha hecho imprescindible para no perder detalle de las tendencias de cada temporada.

El año 2017 va de aniversarios. Si la pasarela cumple cinco años, la firma Fabiola, que fue la primera en pisar las tablas de este certamen, lo hizo cumpliendo su 30 aniversario en el mundo de la costura flamenca. Con su colección Fabiola 1987 la diseñadora ha echado la vista atrás y ha recordado sus primeros pasos en este arte. Presentó 27 propuestas confeccionadas en popelines finos, elásticos y de color intenso, además de gasas y rasos de algodón.

En la colección vuelven con fuerza los lunares que se mezclan con las flores en diferentes tamaños. En los trajes lisos predominaban los colores intensos como magentas, mandarina, verdes, turquesas, donde los lunares estaban a la vuelta del volante. De corte tradicional. El desfile comenzó con canciones de Consuelo, que al final interpretó Cumpleaños feliz y se le entregó un ramo.

En segundo lugar, Flamenca Pol Núñez mostró la colección llamada Retales de ilusión acompañado por una selección de canciones que acompañaba a la elegancia del desfile. Para las creadoras de esta firma los retales no son sobras, aunque sea lo que apunta la RAE. Aseguran que los retales son algo que forma parte del vestido de flamenca, los cuidan, usan y reutilizan, “aunque en el anonimato, da seguridad saber que están. Se guardan año tras año y siempre sirven”.

Los retales de las hermanas Pol Núñez se convierten en recuerdos de todo el trabajo del taller y que luego cobra vida en la Feria de Abril. Su propuesta estaba confeccionada con talles más altos de lo habitual y mucho vuelo en algodones de la India, batistas, sedas, algodones estampados en flores, frutas y lunares de tamaño mediano. Destacaron los mantoncillos de inspiración hindú con estampado variado y mucho color.

Trajes para una flamenca a la que le gusta disfrutar de la Feria de una manera cómoda y tradicional sin abandonar la contemporaneidad. El cierre fue un traje canastero, desde el pecho al talle, con la banda sonora de un poema de Manuel Alcántara cantado por Mayte Martín.

Para cerrar esta corta pero intensa primera jornada de la pasarela Carmen Fitz llenó De colores el Salón Real del Hotel Alfonso XIII. Mostró un total de 38 trajes de flamenca inspirados en la primavera, confeccionados en lino y algodones, como viene siendo habitual en esta firma, y entre los que ha añadido este año como novedad georgette y gasas. Su desfile viajó de un extremo a otro: comenzó con la alegría y el colorido de las flores en el estampado y acabó haciendo un guiño a la noche en la Feria de Abril con tonos oscuros y lunares blancos, negros y azul noche.

Este viernes sigue la moda flamenca en We Love Flamenco y la jornada comienza con uno de los desfiles más especiales, la IV edición del desfile solidario de la Fundación Sandra Ibarra. A las 13:00 desfilan pacientes oncológicas del Hospital Virgen Macarena y la recaudación irá destinada a la investigación sobre el cáncer. Hay una fila cero disponible en la taquilla del hotel para quien quiera colaborar y no pueda asistir a la pasarela.

más noticias de VIVIR Ir a la sección Vivir »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios