El tocinense que llegó de Australia

  • John McInnes fotografió Tocina Los Rosales desde 1971

  • El Ayuntamiento reúne 80 fotografías en el paseo de Gran Avenida el próximo fin de semana

Comentarios 1

Los grandes viajeros, aquellos que se funden con la tierra de destino, tienen la necesidad de plasmar las impresiones que los nuevos territorios dejan en ellas de una manera más o menos artística. Cuadernos de viajes, pinturas paisajísticas, fotografías o libros recogen la particular visión de quienes se atreven a ir más allá del simple coleccionismo de destinos.

Washington Irving se quedó prendado de Granada y lo reflejó en Cuentos de la Alhambra, Hemingway hizo lo propio con San Fermín y en el municipio sevillano de Tocina, el australiano John McInnes descubrió la belleza en la cotidaniedad de sus vecinos en la década de los 70, mostrando con sus fotografías la realidad de Tocina Los Rosales de entonces.

La vida da, en ocasiones, giros inesperados y en uno de ellos el corrector de periódicos con espíritu aventurero terminó en este municipio situado en el límite norte de la campiña sevillana. Tocina, a principios del siglo XX amplió el núcleo poblacional, cuando Los Rosales surgió, junto a la estación de ferrocarril, como consecuencia de la instalación de una industria azucarera, pero también sufrió una gran merma de población durante la Guerra Civil.

En este contexto, igual que en muchas zonas rurales, Curro Vargas, vecino de Tocina, emigró a Australia en la década de los sesenta del pasado siglo en busca de la prosperidad que no encontraba en España. Curro Vargas, tras el intento frustrado de ser torero en Madrid, marchó a Australia para trabajar como encofrador, aunque nunca llegó a ejercerlo. Allí vivía en la misma calle de Sídney que John McInnes, un australiano que trabaja en como corrector en el periódico vespertino The Sun.

McInnes había trabajado como actor de teatro y era un gran lector que se sentía atraído por la cultura española. Además tocaba la guitarra, y encontró en su vecino CurroVargas una forma de descubrir más sobre España, y una de sus pasiones, el flamenco. De hecho John llegó a conocer a Farruco y a Paco de Lucía en sus giras australianas. Lo único que le faltaba era viajar a las antípodas, a España.

La ocasión se presentó en verano de 1969, Vargas iba a ser padre por segunda vez y quería que el bebé naciera en Sevilla. Coincidían con las vacaciones de verano, así que McInnes se aferró a la posibilidad de viajar a España con un un español como guía.

Su primer contacto con el país le apasionó tanto, se sintió tan integrado, que volvió a su país para regularizar su situación, con la firme convicción de pasar el resto de sus días en España.

De Tocina pasó a Aracena y más tarde a Almonaster la Real, ambas en Huelva. Siempre con su cámara preparada y el objetivo dispuesto a retratar un país que comenzaba a entrar en la modernidad a diferentes velocidades.

John McInnes documentaba con sus fotos cómo vivía cada pueblo que visitaba: desde una romería a una Semana Santa, desde un pastor de cabras al cura, con técnicas fotográficas que no eran muy habituales en la época (gran angular, ojo de pez, etc.)

Pero no era este el modo en el que se ganaba la vida, sino su afición. En una generación donde la lectura de novelas del oeste estaba muy extendida, seguro que pocos de los australianos que leían las firmadas por Luke Stroud sabían que estaban escritas por un aventurero que cambió Sidney por Tocina, Aracena y Almonaster. McInnes falleció en Almonaster en 2009 y legó a este municipio su gran biblioteca bilingüe.

El Ayuntamiento de Tocina ha organizado, para el fin de semana del 16 al 18 de marzo, la exposición fotográfica John McInnes, un australiano en Tocina en el paseo de Gran Avenida. Los visitantes podrán recorrer en cerca de 80 fotografías la historia de un municipio y sus gentes desde el año 1971. Esta exposición fotográfica rescata del olvido parte del trabajo realizado por John, de gran valor tanto técnico como antropológico. Se centra en su primera etapa en España, su residencia en Tocina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios