'No vuelvas, Odiseo', una actual realidad homérica

  • Antonio Jiménez, premio Felipe Trigo de Novela, presenta nuevo título con Arma Poética

Mañana jueves, a las 19:00 en el Antiquarium (Plaza de la Encarnación), el sello editorial sevillano Arma Poética presenta la nueva novela de Antonio Jiménez Casero, No vuelvas, Odiseo. Una novela que entremezcla sensatez, valentía y sinceridad a la hora de tratar la mitología griega en el personaje de Penélope.

La obra es un largo monólogo de Penélope, "la reina cercada por pegajosos aspirantes a sustituir en el trono de Ítaca a Odiseo, nombre griego de Ulises, el más famoso de todos los navegantes extraviados", explica el autor. En esa larga reflexión, Penélope va desgranando su desazón y advierte a Odiseo de las previsibles consecuencias de su ausencia.

Jiménez se caracteriza por el uso cuidadoso del lenguaje. Afirma que la "creación literaria forma parte de las artes y que en ésta es la lengua la materia prima". En la obra se imprime la profesión del autor, que ha ejercido durante toda su vida como profesor desde que se licenció en Filología Clásica en Sevilla. En el prólogo, el filólogo José Pascual Lloniz lo confirma: "El texto, un poema con apariencia de prosa, es de una llamativa riqueza sintáctica y léxica; en nada desmerece en el entretejido de las formas al poema homérico del que mana".

El responsable de la edición, Jaime Romero, asegura que "Antonio Jiménez no nos entrega en esta obra una versión de aquella Penélope sufrida y fiel de la que tenemos noticia, según el prototipo que convenía ofrecer a las mujeres griegas de la época. Su voluntad ha sido transformarla en una mujer mucho más cercana y verdadera y que nos podamos acercar al personaje desde una perspectiva atemporal."

Desnuda ya de su condición de mito, la protagonista se manifiesta como una mujer que afronta en soledad situaciones que, seguramente, la desbordan. No es la menor de esas preocupaciones comprobar en los espejos de metal bruñido que empieza a envejecer en un lecho solitario.

El autor que no siente reparos en llevar de la mano al lector por el interior del gineceo de esta mujer madura, obligada a representar en el mito griego su papel de esposa fiel y casta para no desmentir las leyendas que circulan por Grecia. La intimidad de Penélope quedará al descubierto. Pero Antonio Jiménez apunta que "nada es más universal ni más emocionante que la intimidad de un ser humano".

Antonio Jiménez se reconoce como autor poco prolífico. Ganó el premio Felipe Trigo de Novela en 1988 con la obra El morador insomne, y durante muchos años en los que sólo colaboró con algún cuento en obras colectivas aparcó la producción literaria. Motivado por un grupo de alumnas humanistas en una clase de Literatura Griega, publicó en enero del pasado año la obra Medea murió en Corinto.

La obra que se presenta ahora inaugura una nueva colección de narrativa, titulada Ida, de textos clásicos e históricos, aportando ese ápice de cultura clásica a la cultura hispánica que tanto le debe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios