Modelo y estilista

Estilo 'a la Inès'

Estilo 'a la Inès' Estilo 'a la Inès'

Estilo 'a la Inès'

El chic francés. Un concepto asociado a la elegancia más pura y que se representa en una mujer a la que cualquier cosa, incluso unos vaqueros, un jersey y unos zapatos planos le sientan bien, casi mejor que un traje de noche.

Millones de mujeres suspiran por conseguir ese savoir faire que únicamente unas pocas privilegiadas poseen desde que nacen y que otras consiguen gracias a la edad y la experiencia.

No está claro en qué categoría entraría Inès de la Fressange, pero lo que sí se sabe a ciencia cierta es que ella es la perfecta encarnación de ese charme galo tan idealizado.

Clase, porte, estilo. Algo que va mucho más allá de tener cierto sentido del gusto a la hora de combinar prendas, algo que se refiere más a unos modales y educación exquisitos, a la inmaterialidad de la elegancia. Algo que a Inès le dieron un padre francés corredor de bolsa, una madre argentina de profesión modelo y unos estudios de historia del arte en la Escuela del Louvre.

A pesar de pertenecer a una familia acomodada (se crió junto con sus tres hermanos en una mansión a las afueras de París), decidió probar suerte como modelo, siguiendo los pasos de su madre, para conseguir algo de dinero extra.

No tardó mucho en saborear las mieles del éxito y en el año 1975, Inès ya estaba pisando una pasarela de la mano de la firma Kenzo. Sin embargo, fue el contrato que firmó en exclusividad con la marca Chanel lo que la lanzó al estrellato y le dio fama mundial, convirtiéndose en su rostro durante décadas y en una de las musas del polémico genio Karl Lagerfeld.

Muchos fueron los que quisieron que su delicada elegancia y encanto francés los representase, como Mugler, L'Oreal o Roger Vivier, de quien es embajadora. Pero de la Fressange tenía otras inquietudes: no en vano, considera la profesión de modelo "cansina, nada creativa", según sus propias palabras.

De modo que en el año 1992 decidió crear su propia línea de ropa e inauguró su primera tienda. Marca en la que puso todo ese savoir faire que la caracteriza.

Con 57 años, Inès es el icono francés por excelencia. Ha sentado las bases del estilo conocido como sans effort, o lo que es lo mismo, 'sin esfuerzo'. Y lo ha hecho no solamente con su trabajo como diseñadora, en el que se prodiga creando piezas sencillas y ponibles, sino también con la publicación de su guía de estilo: La parisina.

En ella, da consejos de moda, belleza, direcciones indispensables de París y, sobre todo, lecciones de cómo llevar el estilo a todos los aspectos de la vida. Porque ahora la mujer moderna y, sobre todo, estilosa puede comerse el mundo enfundada en unos vaqueros azules. Palabra de una parisina.

María José Pérez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios