Laura Sánchez se pone de nuevo al frente de las actividades de Bloomers Day para fomentar el deporte

Laura Sánchez: Hay que estar sanos que no es lo mismo que estar delgados

Laura Sánchez no es sólo la diseñadora de Bloomers and Bikini sino también su mejor modelo. / BLOOMERS AND BIKINI Laura Sánchez no es sólo la diseñadora de Bloomers and Bikini sino también su mejor modelo. / BLOOMERS AND BIKINI

Laura Sánchez no es sólo la diseñadora de Bloomers and Bikini sino también su mejor modelo. / BLOOMERS AND BIKINI

Laura Sánchez ha sido durante años la modelo de la eterna sonrisa. Ha paseado su buen humor por las pasarelas más exclusivas y, desde hace años, imprime ese tono distendido a los diseños de su firma Bloomers and Bikini, con la que ahora se encuentra recorriendo la costa española con el Bloomer's Day, un maratón de actividades saludables en la arena de la playa pensado para todas las edades.

-Como cada mes de julio su firma de ropa realiza un circuito de actividades saludables en la playa y Huelva no podía faltar en esta cita, mucho menos después del momento tan difícil con el que la provincia ha empezado este verano.

-Claro que no. Huelva es un poco como la madre del Bloomer's Day, porque este evento nació en Punta Umbría. Y las otras paradas, Marbella, Casteldefels y Jávea, hay que verlas como sus hijas. Este año hemos dejado Huelva para la clausura porque los onubenses siempre responden genial. Lo mismo que ahora todos tendremos que responder igual de rápido a la tragedia que ha asolado nuestros pinares. Fue algo muy doloroso, y eso que a mí me cogió fuera. Pero lo sentí como algo mío. Pasé mucho miedo porque tenía a mucha gente cercana en aquella zona.

-Lo describió de forma muy gráfica en sus redes sociales cuando dijo que su paraíso se perdía tras las llamas.

-Me impactó muchísimo. Mira, yo por circunstancias, hacía tres años que no hacía el camino, y precisamente este año lo pude volver a hacer. Acababa prácticamente de volver y tenía aún las imágenes del camino y sus olores demasiado recientes.

EL INCENDIO DE MOGUER LO VIVÍ COMO ALGO MÍO. PASÉ MIEDO PORQUE TENÍA A MUCHA GENTE CERCA"ESTAMOS ARRANCANDO CON EL DISEÑO DE LENCERÍA. ES MUY DIVERTIDO CREAR ESTAS PRENDAS"

-Como embajadora onubense que es, ¿Estaría dispuesta a prestar su imagen para campañas relacionadas con la reforestación?

-Evidentemente, no te quepa la menor duda.

-La siguiente parada de su Bloomer's Day es en Marbella este martes. Va a poner a todos los andaluces en forma...

-Hay que estar sanos, que no es lo mismo que estar delgados. Son actividades pensadas fundamentalmente para la mujer, aunque este año se han apuntado también varios hombres y eso es algo que me encanta. La caravana salió de Madrid el domingo pasado y, desde entonces, tanto David como yo somos los primeros que damos ejemplo y participamos en cada cita. Voy a tener que buscarme un gorrito o algo porque tanta playa...

-Y encima lo pasa bien rodeada de amigas, porque una de las monitoras que suele ayudarle en sus clases de yoga es la modelo Verónica Blume.

-Este año se ha tenido que ausentar, son cosas que pasan...

-Donde sí coincidirá con ella será en Cadena de amigas, el programa que se acaba de estrenar en Fox Life en el que actrices, modelos o cantantes plantean retos de ocio a otros rostros conocidos.

-No sabes cómo lo hemos pasado de bien haciendo ese programa.

-¿Y qué le tocará hacer a usted? Porque seguro que para hacer punto de cruz no la llaman...

-(risas) ¡Ni para cantar, por favor! A mi me invita Lidia Valentín, que fue campeona de halterofilia y, con ella, tendré que levantar pesas. Pero claro, el problema es que mi brazo es como su dedo gordo... Lo que me pude reír haciendo el programa... Yo, en cambio, invito a la bloguera Moderna de Pueblo, que no se suele despegar de su ordenador, a que participe en una sesión de fotos.

-¿Cuál ha sido la aventura más extrema en la que ha participado?

-No creas que soy yo de mucha aventura extrema. Para mí montarme en una noria ya es una aventura de nota. Me dan pánico los cacharritos y soy muy madre para eso. Pero mira, sí me gusta montarme en los karts con mi hija. Te voy a contar un secreto, cuando probé las gafas de realidad virtual me hice pis en la silla del miedo que me dio.

-Lo de lanzarse a crear una empresa en plena crisis también fue un poco aventura ¿no?

-Está claro. Bloomers and Bikini nació como un proyecto romántico. David y yo nos lo planteamos como nuestra relación, día a día. Y nos va muy bien porque vamos aprendiendo de lo que nos pasa a diario.

-Y eso de trabajar con su chico, ¿cómo lo lleva?

-Muy bien. Nadie nos ha puesto una pistola en la cabeza para crear la empresa. El único punto negativo es que nos llevamos el trabajo a casa.

-Otras modelos, como Giselle Bündchen o Elle McPherson tienen su propia línea de lencería. ¿Se atrevería a dar el paso?

-En ello estamos, aunque estamos arrancando muy poco a poco. Vamos incorporando otros tejidos, como el encaje o el tul y es por aquí por donde nos gustaría ir creciendo como empresa para cubrir no sólo el verano sino todo el año. Es tan divertido crear este tipo de prendas...

-Siempre que la hemos entrevistado ha dicho que antes que casarse con David le gustaría tener un hijo con él. ¿Nos dará pronto la noticia?

-Mira que ya llevamos ocho años juntos... pero ni me caso, ni tengo hijos, ni nada de nada. La cosa está estabilizada. No quiero decir con eso que no me casaré mañana porque la vida da muchas vueltas, pero de momento estamos bien como estamos. Y si el niño viene, bien, y si no, a seguir buscándolo que es lo más divertido.

Isa Brea

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios