El Rosa Cuarzo y el Azul Serenidad, que ya inundan las pasarelas

El año bebé, tendencia cromática del 2016

El año bebé, tendencia cromática del 2016 El año bebé, tendencia cromática del 2016

El año bebé, tendencia cromática del 2016

El rosa y el azul, dos colores unidos simbólicamente desde siempre. Y ahora más que nunca. Cuando la pinkmanía venía arrollando con el Rosa Cuarzo liderando la carrera para convertirse en el color del año 2016, Pantone ha sorprendido al mundo otorgándole un trono compartido.

El instituto del color ha desvelado que efectivamente el Rosa Cuarzo será el color de primavera verano del próximo año posicionándose como la tonalidad estrella de la nueva temporada, pero por primera vez en su historia compartirá protagonismo con otro color: el Azul Serenidad.

"Juntos demuestran un equilibrio inherente entre un tono rosa que aporta calidez y un color azul que da tranquilidad, reflejando conexión y bienestar así como suavizando el sentido del orden y la paz", han afirmado desde Pantone. "Una elección simbólica", según la empresa, ya que combinados sirven como antídoto contra el estrés del mundo moderno.

Definen al Rosa Cuarzo (tono 13-1520) como "convincente aunque moderado, que expresa compasión y un sentido de la compostura", mientras que el Serenidad (tono 15-3919) es "ligero y liviano, como el cielo azul expandiéndose sobre nosotros, trayendo sentimientos de calma y relajación incluso en tiempos turbulentos". Ambos colores, relacionados tradicionalmente con el mundo del bebé y el niño o niña, satisfacen nuestros deseos de reafirmación y seguridad, además de liberarnos de todo tipo de estereotipos a través de la estética.

La elección del tono Pantone del año no es una elección sin más sino que tiene una presencia evidente en las tendencias de moda, decoración y arte. Por tanto, elegir los colores del año en base a la psicología del color y que la tendencia cromática se asiente sobre una cuestión de actitud y estudio de las emociones ha demostrado que el instituto aboga por una generación abierta de mente, que no teme encasillarse ni ser juzgada, además de "una expresión de la igualdad de género", como ha reafirmado la empresa.

El Rosa Cuarzo y el Serenidad, que ya inundan las pasarelas, las editoriales de moda y los catálogos, son los sucesores del Marsala (color del año 2015), del Orquídea Radiante (2014), del Verde Esmeralda (en 2013) y del Mandarina (2012). Dicen los fashionistas que el Cuarzo, inspirado en el tono de la piedra preciosa que le da nombre, representa el abrazo cálido y las mejillas sonrojadas mientras que el Serenidad representa la brisa fresca azul. Y de ahí el contraste.

Ellos y ellas están invitados a pintar sus vidas de estos colores algo naif y tan hiperfemeninos como hipermasculinos. En los desfiles y alfombras rojas los más arriesgados los lucen en total look aunque para evitar el 'empalago' se puede combinar con otros tonos más intensos y el print, siempre el print. Los clásicos negro y blanco, así como su binomio, puede ser quizá la combinación más acertada para este año bebé.

Gema Amil

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios