Borrar los tatuajes a través del láser cada vez es más frecuente

Me divorcio de mi tatuaje

Aquellos que se arrepientan de haber dibujado su piel pueden recurrir al láser para eliminar sus tatuajes. / M. G. Aquellos que se arrepientan de haber dibujado su piel pueden recurrir al láser para eliminar sus tatuajes. / M. G.

Aquellos que se arrepientan de haber dibujado su piel pueden recurrir al láser para eliminar sus tatuajes. / M. G.

El tatuaje ya no es lo que era. Asociado con piratas y maleantes en el siglo XIX y teniendo hasta un pasado carcelario, hoy en día es considerado por algunos expertos como arte, el denominado body art. Famosos, actores de cine, personajes televisivos y cantantes los han normalizado, otorgándoles glamour y popularizándolos entre todos los estratos sociales. Así, el común de los mortales, al igual que copian el nuevo peinado de Sergio Ramos, son capaces de convertir sus cuerpos en un lienzo sobre el que plasmar todo lo que pase por sus mentes. Aunque sea una palabra en chino, que en mandarín no signifique nada.

La fiebre de la tinta ha hecho que los tatuajes hayan vivido su época de esplendor en la última década, pero los tiempos cambian y ya pocas cosas son para toda la vida. Si el matrimonio encontró al divorcio, los dibujos en la piel han hecho lo propio con el láser para ponerles fin. Un estudio revela que hasta un 60% de las personas que se realizan un tatuaje se arrepiente a los cinco años. Los motivos laborales y los tatuajes locos de la adolescencia son las principales causas, al igual que el aburrimiento que produce ver el mismo dibujo año tras año hasta el día del juicio final. Es por ello que las consultas para su eliminación han aumentado un 45% en los últimos tres años.

EL 60% DE LAS PERSONAS QUE SE REALIZAN UN TATUAJE SE ARREPIENTEN A LOS CINCO AÑOS

"No hay ninguna zona de la cual no se pueda eliminar un tatuaje. Para realizar con garantías la eliminación, el tatuaje debe ser siempre valorado por un especialista que, además de tener en cuenta las características del tatuaje, realizará una prueba para valorar la idoneidad del tratamiento con láser y sus posibilidades de éxito", asegura Kati Pelay, responsable de formación de Tattoo Cleaners. Todos recordamos como Melanie Griffith se deshizo del corazón Antonio que tenía tatuado en su brazo derecho al romper su matrimonio con el actor malagueño. No es la única, la demanda aumenta. Hasta Lídia Reyes, la mujer más tatuada de Europa y que aspira a ser la más tatuada del mundo, ha acudido hasta los centros de Tattoo Cleaners en Barcelona para borrar algunos de los tatuajes que tiene en la cara. El motivo responde a nuevos tatuajes y a la posibilidad de hacer nuevos diseños. Afortunadamente, para todas las situaciones existe la posibilidad de eliminarlos a través de la tecnología láser. Según Pelay, "el color y tipo de tintas utilizados, y la profundidad a la que se deposita ésta en la piel según la técnica del tatuador, son elementos determinantes para que un tatuaje pueda ser eliminado por completo".

Como la eliminación suele ser costosa y después puede aparecer el arrepentimiento por haberlo hecho desaparecer, es preferible sopesar las decisiones y no dejarse llevar por la emoción del momento. Porque, ya se sabe, no se den tomar decisiones permanentes en los momentos de felicidad efímera.

Vivir Sevilla

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios