La reivindicación de las mujeres que se muestran sin maquillaje

Las famosas que se dejan ver al natural

Las famosas que se dejan ver al natural Las famosas que se dejan ver al natural

Las famosas que se dejan ver al natural

Después de la lucha que han librado muchas famosas en contra de los retoques fotográficos y el fatídico photoshop, lo del no uso de la cosmética parecía el paso siguiente en esto de la defensa a ultranza de la naturalidad femenina.

Son muchas las celebrities que han abanderado este principio en el que se muestran con la cara recién lavada, donde no existe ni una pizca de maquillaje que enmascare sus rostros.

Y para evitar que existan dudas al respecto sobre si la imagen es fiable o ha pasado por algún filtro, cosmético o fotográfico, echan mano de la tecnología más rutinaria, su teléfono móvil.

El selfie sin maquillaje, de este modo, se ha convertido en una moda que perdura desde que la modelo Tyra Banks se mostrara sin haber pasado por las manos de ningún estilista. Un aluvión de críticas se vertieron entonces sobre la top por lo poco favorecida que salía en la imagen en la que, para ser sinceros, era muy complicado reconocerla en una primera mirada.

A pesar de ello, automáticamente después, en la línea contraria se posicionaron otros tantos, que elogiaban la valentía de aquellas mujeres que a pesar de saber que su imagen se pueda ver perjudicada, se fotografían para así, de paso, lanzar un mensaje: no todo es tan perfecto en el mundo de la publicidad y la moda. Todo aparece edulcorado, subsumido en ese ambiente de atmósfera sofisticada donde la mayor parte del tiempo lo que se ve es sólo apariencia.

Tras la primera, otras muchas como Kim Kardashian, Paula Echevarría, Gywneth Paltrow o Scarlett Johansson se lanzaron en esto de hacerse una foto acompañándola del hashtag #NoMakeUp, que se convirtió en una especie de reivindicación femenina sin saberlo.

Siguiendo sus ejemplos miles de mujeres en todo el mundo dejaban bien guardados sus pintalabios para sumarse a esta iniciativa que traspasaba los límites de la simple anécdota para convertirse en algo más.

La propia Scarlett ha afirmado en ocasiones que este mundo, el del espectáculo, es extremadamente cruel con las mujeres. Con su peso, su apariencia física o su aspecto más o menos cuidado a la hora de acudir a un acto, ya sea público o no, son foco de críticas constantes, por lo que la actriz ha dejado caer a veces frases tan contundentes como esta: "Detrás de todo el glamour, detrás del maquillaje, detrás de toda esa ropa llamativa, hay una chica ordinaria que resultó tener un trabajo extraordinario". Toda una declaración de intenciones, la de estas famosas, bastante loable, sobre todo para alguien que vive de su imagen y que puede ver cómo la menosprecian por no lucir como de ella se espera.

En un contexto tan competitivo como este donde todo tiene que alcanzar la excelencia en la mayoría de sus ámbitos es subrayable la capacidad que tienen las redes sociales para desligar a las famosas de ese aura de intocables y perfectas que la mayor parte del tiempo sólo es producto de una fabulosa campaña publicitaria.

Setefilla R. Madrigal

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios