Moda nupcial

La invitada perfecta

Propuesta de Giambattista Valli. EFE. Propuesta de Giambattista Valli. EFE.

Propuesta de Giambattista Valli. EFE.

¿Invitada a una boda? El calor del verano nos permite jugar con los colores, los tejidos y las tendencias para sacarle el máximo partido a tu look y convertirte en la invitada perfecta.

Desde las propuestas más clásicas hasta las líneas simples y estructuradas del minimalismo, sacamos las tendencias de las pasarelas para marcarte los must have que debes fichar si vas a asistir a un enlace.

¿Preparada?Apunta el tuyo.

Colores pastel

Las tonalidades soft siempre son una buena solución con las que construir el look perfecto para un enlace. Recomendados para las bodas de mañana, casan a la perfección con siluetas lady como faldas lápiz o vestidos cortados a la cintura. Para romper con la inocencia de estas tonalidades puedes optar por un dos piezas como este con aplicaciones de Giambattista Valli.

El clásico encaje o guipur

No hay boda que se precie sin que ninguna invitada luzca un tejido de encaje o "guipur". Son elegantes, sobrios y aptos tanto para enlaces de día como para la noche si lo utilizamos en colores oscuros. El juego en la forma y la silueta depende de lo atrevida que quieras ser, nosotros te proponemos: salirte de lo normal con un mono con transparencias como este de Josep Font o seguir las convenciones con un vestido a media manga como este coral de Elie Saab.

Minimal

Las líneas sencillas, las siluetas rectas y los colores planos son los ingredientes necesarios para construir un estilismo minimalista que sea sinónimo de elegancia. El paradigma del "menos es más" se traduce, para las bodas de verano, en la pureza del blanco y negro, los cortes geométricos y la ausencia de complementos. Las propuestas de Elie Saab y Giambattista Valli te dan la pista. Nosotros marcamos como favorito el vestido bicolor del diseñador libanés.

Brillante

Es otro de los básicos en estas celebraciones. Las bodas de tarde se llenan de destellos con paillettes que nunca pasan de moda. Elie Saab, el genio de este tipo de costura, nos marca las pautas: vestidos rectos, cortados a la cintura y que beben de la esencia de la monocromía. Si quieres ser la reina de la noche opta por unirte a la tendencia más brillante.

Monocolor

Desde la sofisticación del negro hasta la luminosidad del blanco, rinde pleitesía a un solo color de la paleta, porque la monocromía se cuela entre las tendencias más pujantes en trajes de fiesta. Desde el negro vaporoso de Juanjo Oliva, pasando por el rojo asimétrico de Dior hasta llegar a los corales ácidos de Amaya Arzuaga, todos son aptos para triunfar. Un truco: remata el look con complementos que reclamen el protagonismo.

Sólo para atrevidas

Los colores ácidos, el "total print" y los monos se presentan como las tendencias para ceremonias sólo aptas para las más atrevidas. Nosotros le damos un diez a la túnica vaporosa en rosa fucsia de Ailanto.

Marina Rubalcaba

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios