Preferia

La moda flamenca levanta el vuelo tras la crisis

Desfile de Juana Martín en la pasada edición de Simof. Desfile de Juana Martín en la pasada edición de Simof.

Desfile de Juana Martín en la pasada edición de Simof.

La moda flamenca empieza a levantar el vuelo con un ligero repunte en las ventas en el 2014 tras varios años de crisis profunda, en los que se ha reinventando con colecciones más económicas y ha encontrado un nuevo escaparate comercial a través de las redes sociales e internet.

Pilar Vera, la presidenta de la Asociación de Diseñadores de Moda Flamenca de Andalucía, ha explicado que en general este año las ventas del sector tienen un mejor comportamiento que en los tres o cuatro últimos años, en los que la crisis del consumo hizo mella en estos artículos.

No obstante, ha precisado que se han cerrado algunas tiendas, pero también se han abierto otras, y algunos diseñadores, como es su caso, han optado por reducir costes fijos cerrando la tienda que tenía en el centro de Sevilla y replegarse a su taller.

La mayoría de las tiendas están aguantando bien esta temporada, que arranca en abril con la feria de Sevilla, aunque este año se celebrará en mayo, y continuará con la romería de El Rocío y ferias en todas las ciudades y pueblos de Andalucía, que se prolongarán hasta octubre.

La reducción de costes fijos mediante colecciones más baratas y la vuelta a los talleres artesanales donde atender de forma más personalizada han sido algunas estrategias a las que han recurrido algunos diseñadores para aguantar la época de vacas flacas. También han encontrado otras vías a través de las nuevas tecnologías, ya que su presencia en las redes sociales y sus propias páginas web les están ayudando cada vez más para darse a conocer y ganar clientela, ha apuntado Pilar Vera.

Igualmente, se abre paso en la moda flamenca la venta directa en una exposición temporal de los artículos en un espacio habilitado para ello, sistema en el que se están apoyando muchos diseñadores y que ya está implantado en ciudades como Madrid y Barcelona. Además, los diseñadores de moda flamenca han adaptado los precios a los nuevos tiempos y han realizado colecciones más baratas, pero sin perder calidad, con un coste a partir de 350 euros el traje. Aunque en los últimos años se ha optado por trajes más baratos, los diseñadores mantienen una clientela más minoritaria que opta por vestidos de alta calidad con precios que van desde 800 a 1.200 euros. Los trajes de diseño conviven con los de bajo precio, que han ido ganando terreno en los años de la crisis con tarifas que rondan los 150 ó 200 euros al ser vestidos que no se hacen a medida y tienen menos calidad en los tejidos y en los adornos.

Además de los diseñadores, las modistas desempeñan un papel destacado en el sector de la moda flamenca, ya que son personas que se dedican a la costura como medio de supervivencia y generalmente incrementan su carga de trabajo para las fiestas de primavera en Andalucía.

La presidenta de la Asociación ha señalado que tanto "las modistas como los trajes hechos en serie siempre han existido" y no suponen una gran competencia para los diseñadores, que hacen trajes a medida y personalizados.

EFEstilo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios