SIMOF 2018

Un despliegue de volantes

  • Simof alcanza el ecuador con una jornada repleta de propuestas para todo tipo de mujer y gustos.

La jornada de ayer sábado brilló en Simof tanto por la calidad como por la cantidad. Más de 30 desfiles coparon el timing de una intensa jornada en Fibes.

La mañana abrió con Adelina Infante y su propuesta Triana -diseños que mantienen formas geométricas, talles altos, cortes sensuales, canasteros, mucho vuelo y mangas voluminosas- y la firma Sonibel con su colección Curvi, corriente basada en la defensa de las tallas grandes y en la renovación de patrones estéticos, tras el éxito de la edición pasada. Seguidamente, Andrew Pocrid, firma creada por Andrés Pozuelo, hizo aparición con Seaduction, una colección inspirada en las sirenas y en su hábitat, una estética extremadamente femenina y lujosa. La vida en la pasarela continuó bajo el prisma de los felices años 20, por ser la moda que se refleja en la película Cabaret, fuente de inspiración de Yolanda Rivas y MM Garrido Complementos en su presentación, Money.

Acompañando a los desfiles de la mañana, la entrega de los Premios Aromas, a la Mejor Modelo y Premio Aromas Crea, este año otorgado a la firma Sonibel.

Propuesta de Loli Vera. Propuesta de Loli Vera.

Propuesta de Loli Vera.

Ya por la tarde, el público tuvo la oportunidad de ver los diseños de la cordobesa Sara de Benítez. La naturalidad de su propuesta, A mi aire, dejó ver vestidos ponibles y cómodos, con predominio del lunar y amplia gama cromática. Tras ella, la Asociación Mof & Art, Asociación de Diseñadores de Moda y Artesanía Flamenca de Andalucía, debutó en la pasarela Simof con Piel flamenca, diseños inspirados en el clasicismo más genuino y apegado a nuestra piel andaluza y flamenca con el colorido impregnado en los tradicionales matices de las gamas de rojos, blancos y negros.

Adentrados en la tarde, Carmen Vega presentó El encanto de un instante, donde resaltan cortes a la cintura con faldas en capa y escotes de barco. Confeccionados en tul bordado, gasas, lycra y satén. Llaman la atención la gama de colores en tonos de azules, rojos, beige y buganvillas.

Moda flamenca con danza,de Loli Vera, dio un toque de distinción a la jornada con 40 vestidos, con tejidos de lunares y estampados en colores vivos. Adornados con flecos y encajes, resalta el diseño de las faldas y las mangas, los escotes que se cierran y se utilizan las transparencias. La presencia del pantalón jeans y las camisas, propuestas muy apropiadas para las romerías.

Sonibel, que desde hace 15 años presenta en Simof su colección, y Chocolate Complementos, con su propuesta Candela Viva, dieron paso a los dos últimos desfiles de la jornada: Molina Moda y Pilar Rubio. La firma Molina Moda apuesta por conjugar trajes con clásicos volantes de capa en boca pequeña y trajes con volantes al hilo de inspiración canastera. El blanco, con ligeras notas de color, está muy presente, así como los estampados intensos y de gran ocupación. Por su parte, Pilar Rubio, con En un rincón de mi alma, muestra su inspiración en películas como Morena Clara, Memorias de África, La condesa descalza, La gata sobre el tejado del zinc... con cuerpos muy entallados y bajos que se abren con un efecto vaporoso. Su propuesta se completa con una gama amplia de tonos fuertes como azul marino, beige y negro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios