Medio Ambiente

Ecologistas alega en contra de una macroplanta fotovoltaica de 400 hectáreas en Alcalá

  • Se ubicaría en la dehesa Bucaré, protegida como paisaje sobresaliente, y junto al arroyo Guadairilla

  • El colectivo recuerda que un 12% del suelo no urbanizable del municipio está afectado por proyectos de ese tipo

Una de las plantas fotovoltaicas que ya funciona en Alcalá de Guadaíra, la de Don Rodrigo II.

Una de las plantas fotovoltaicas que ya funciona en Alcalá de Guadaíra, la de Don Rodrigo II. / Juan Carlos Muñoz

Ecologistas en Acción ha presentado 20 alegaciones al proyecto de macroplanta fotovoltaica de 400 hectáreas en Alcalá de Guadaíra, denominado Bucaré. Además de formalizar estos reparos ante el Ministerio para la Transición Ecológica, ha planteado a la Fiscalía de Medio Ambiente que podría cometerse un delito ecológico, ya que afecta a un espacio protegido y de gran valor medioambiental, según ha destacado en un comunicado.

Así las cosas, ha reclamado también al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra la suspensión de la tramitación durante un año, para gestionar su paralización definitiva.

En su nota, la organización Alwadi-ira-Ecologistas en Acción recuerda que ante la avalancha de grandes proyectos de plantas fotovoltaicas, sin que haya una planificación previa, está reclamando como otras organizaciones que es urgente contar con "una ordenación racional y razonada que evite tentaciones especulativas y proteja los bienes básicos que pueden estar amenazados, entre ellos, la fauna, el suelo y el paisaje".

En esta línea, considera que se va a producir una pérdida de diversidad en los usos del suelo y una disminución de la calidad paisajística, como efectos colaterales de una inadecuada o inexistente planificación.

"Por tanto, es perentorio compatibilizar la necesaria descarbonización de la economía con la protección de la biodiversidad, la justicia social y equilibrio territorial. Ningún modelo será justo social y ambientalmente si se continúa primando un sistema económico insaciable, que encuentra en las empresas energéticas y en sus grandes proyectos la forma de perpetuar sus beneficios", subraya.

Un enclave de gran valor para la avifauna

La proyectada planta Bucaré tiene previsto ocupar 400 hectáreas, junto a la dehesa del mismo nombre, protegida como paisaje sobresaliente, y el arroyo de Guadairilla, justo en un enclave de gran valor para la avifauna y, especialmente, para la invernada de las grullas, avutardas, sisones y para numerosas aves rapaces que la patrullan continuamente, afectando a más de mil hectáreas contando con la línea de evacuación.

"Estamos ante una de las zonas con mayor valor ecológico de Alcalá, ya castigada", según considera, por otros proyectos fotovoltaicos, como Los González, Haza de la Sesenta, Primo Alemán y Cerrado de Cabrera, que no superando los 50 MW han logrado sortear la tramitación en el Ministerio de Medio Ambiente (hasta esa cifra es competencia de la Junta) y evitar así la evaluación de los impactos sinérgicos y acumulativos de varios proyectos concentrados en un pequeño territorio.

Esto puede estar sucediendo con el denominado Don Rodrigo I, de 500 hectáreas, que discurre desde Torre Abad hasta la Cañada Real de Morón, junto alrío Guadaíra, aparcado en 2017, donde hoy se presentan proyectos con una potencia que no sobrepasa los 50 MW de potencia y que se sitúa también en el mismo espacio.

El colectivo recuerda que un 12% del Suelo No Urbanizable se ve afectado ya por plantas o proyectos de plantas fotovoltaicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios