Aljarafe

Sanz formaliza su renuncia a la Alcaldía reivindicando la "marca Tomares" como su gran logro

  • El líder popular cierra una etapa de 14 años, en la que asegura que han logrado transformar el municipio

  • Salvo un lapsus, elude hablar de Sevilla en su despedida, pero se compromete a dedicarse en "cuerpo y alma" al nuevo reto de ser alcalde de la capital

  • Confirma que el actual tercer teniente de alcalde, José María Soriano, será el nuevo regidor

José Luis Sanz saluda a petición de los periodistas a José María Soriano, que le sustituirá al frente del Ayuntamiento de Tomares.

José Luis Sanz saluda a petición de los periodistas a José María Soriano, que le sustituirá al frente del Ayuntamiento de Tomares. / Juan Carlos Muñoz

José Luis Sanz ha presentando este lunes por registro su renuncia como alcalde y concejal en Tomares después de 14 años, para centrarse ya del todo en preparar su candidatura a la Alcaldía de la ciudad de Sevilla por el PP, una decisión tomada desde hace meses y a la que dice que se dedicará ahora "en cuerpo y alma". Como adelantó este diario, ha confirmado que el tercer teniente de alcalde, José María Soriano, una de las personas que le ha acompañado estos años, será el que le releve al frente del gobierno local.

Para dar cuenta de su marcha, el también senador ha convocado un acto en los jardines del Ayuntamiento -antigua Hacienda que perteneció al Conde Duque de Olivares-, arropado por su equipo, responsables del PP, vecinos y simpatizantes, que le han aplaudido en lo que oficialmente era una rueda de prensa.

A modo de despedida y balance, dejando claro que era momento de hablar de Tomares y no de Sevilla, ha reivindicado como el logro del que se siente más orgulloso la "marca Tomares". Un "sello de calidad", de "calidad de vida" y "liderazgo", que "muchos quieren imitar", ha dicho.

También ha asegurado haber cumplido con el "90% del programa con el que concurrió a las elecciones", con pocas cuestiones en el tintero. No ha citado la mejora de las conexiones mediante transporte público con Sevilla, pese que debutó en Tomares con la propuesta llamativa de un teleférico. Sólo ha citado la reurbanización de Villares Altos, por el retraso del Plan Contigo, la Rehabilitación de la Hacienda Montefuerte...

Por el contrario, ha recordado los avances en Educación -aunque sigue faltando un instituto y hay colegios con problemas de espacio- con la generalización de monitores, logopedas y plazas de comedor; el deporte; el medio ambiente y la limpieza, acumulando "escobas de oro" y metros cuadrados de zona verde por habitante; el haber acabado con los problemas de inundaciones con la "molesta" obra del tanque de tormentas; y la Cultura, con "la mejor Feria del Libro de Andalucía", "mejor que la de Sevilla", ha llegado a afirmar, aunque dicen que las comparaciones son odiosas.

El candidato in pectore a la Alcaldía de Sevilla -pese a todos los anuncios, el comité electoral nacional todavía no lo ha hecho oficial- no ha podido evitar un pequeño "lapsus" después de meses en los que ha multiplicado su presencia en actos oficiales en la capital y los mensajes ya hacia su nuevo electorado. Al llegar a los agradecimientos a trabajadores municipales  se le ha deslizado un "del Ayuntamiento de Sevilla...".

"En todo en la vida hay un principio y un final. Los cambios son buenos. Hay que estar permanentemente saliendo de la zona de confort", ha afirmado. También ha asegurado que han sido los mejores años de su vida, en lo personal y en lo político.

"En 14 años, no he dejado de estar en la calle, donde se solucionan los problemas, aunque en los despachos se firmen cosas", ha añadido después, para insistir en que se tomará también "a pecho" la nueva etapa, tras haber "liderado un proyecto municipal destinado a alcanzar la excelencia desde el trabajo, la cercanía y la honradez".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios