Aljarafe

Los vigilantes del PIBO, claves en el arresto de los butroneros

  • Los delincuentes entraron en el banco por un local colindante y luego hicieron un agujero en la pared que da al cuarto de baño de la sucursal

El butrón practicado por los ladrones. El butrón practicado por los ladrones.

El butrón practicado por los ladrones. / M. G.

Los vigilantes de seguridad del polígono industrial PIBO, en Bollullos de la Mitación, jugaron un papel fundamental en la detención de la banda de butroneros que la madrugada del martes asaltó la sucursal del Banco Popular en este recinto.

Uno de los vigilantes participó en las detenciones de los delincuentes, mientras que el otro colaboró activamente con la Guardia Civil y la Policía Local de Bollullos. Desde una central de operaciones, el agente pudo ver a través de las cámaras de videovigilancia por dónde iban los delincuentes, y guiar así a los policías y guardias civiles.

De esta manera pudo detenerse a cuatro de los cinco butroneros que participaron en el asalto al banco, que podrían ser los mismos que unos días atrás intentaron robar de la misma forma en la estación de la ITV de Sanlúcar la Mayor. 

Un vigilante examina el butrón. Un vigilante examina el butrón.

Un vigilante examina el butrón. / M. G.

Falta por detener a uno de los delincuentes, que está ya identificado. Sobre él pesa ya una orden de búsqueda y captura. Todos los sospechosos son de origen rumano. Algunos de ellos fueron detenidos tras una persecución que llegó a la autovía A-49. 

Los ladrones entraron al banco por un local colindante. Partieron un escaparate y lo taparon con unos cartones, de manera que no podía verse desde fuera. Desde este local colindante, practicaron un butrón en la pared que da al cuarto de baño del banco. Así lograron acceder a la sucursal, pero saltó una alarma silenciosa que conecta directamente con la Guardia Civil, que fue la que avisó a los agentes de seguridad privada del polígono.

Uno de los vigilantes del PIBO. Uno de los vigilantes del PIBO.

Uno de los vigilantes del PIBO. / M. G.

Los vigilantes también estuvieron durante toda la mañana siguiente custodiando el banco en el que se produjo el robo e impidiendo que no entrara ninguna persona ajena a la investigación, para que así el escenario no quedara contaminado antes de la llegada de la Policía Científica.

La empresa de seguridad contratada por el polígono es Force 1, y pertenece al grupo Romade. El trabajo de los agentes de esta compañía fue clave en esta operación, a pesar de que no disponen de armas de fuego en el servicio desde el pasado mes de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios