Andalucía

Madrid y Londres negocian el uso compartido del aeropuerto de Gibraltar tras el 'Brexit'

  • Está prevista la construcción de un acceso al aeródromo desde el lado español de la Verja

Comentarios 1

Las negociaciones entre España y Reino Unido para paliar los posibles efectos del Brexit en el Campo de Gibraltar han rescatado la posibilidad de usar de forma conjunta el aeropuerto del Peñón, proyecto que comenzó a fraguarse con un acuerdo suscrito en 1987 pero que no se plasmó hasta los Acuerdos de Córdoba, en 2006. Sin embargo, los vuelos hacia Madrid no duraron mucho tiempo. En septiembre de 2008 Iberia canceló la conexión aérea desde la Roca tras casi dos años de funcionamiento. En abril de 2009 la compañía Ándalus recuperó los vuelos hasta la capital española y en julio de ese año incluso añadió una línea hacia Barcelona. Esta solo estuvo operativa tres meses y en marzo de 2010 fue el último vuelo desde Gibraltar hasta territorio español.

Ahora, ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el Ministerio de Exteriores cree que el uso conjunto podría ser positivo para el desarrollo de la comarca. El Gobierno gibraltareño cumplió en su día su parte con la construcción de una nueva terminal que limita con la Verja para que en el lado español se construyera un acceso directo a las instalaciones sin tener que pasar por la Aduana. Los terrenos para levantar este acceso y una zona de servicios aeroportuarios están disponibles, por lo que sólo quedaría retomar los compromisos de 2006 cuando el socialista Miguel Ángel Moratinos mandaba en Exteriores.

El último vuelo que conectó el Peñón con suelo español despegó en marzo de 2010

Las últimas declaraciones del actual ministro, Alfonso Dastis, son del pasado viernes, cuando indicó a la BBC que si se consiguiera un acuerdo, "el aeródromo podría formar parte del cielo único europeo y usarse para vuelos europeos". Dastis defendió que el aeropuerto podría usarse en beneficio de la población de la zona, pero también recordó que la infraestructura está en el istmo, que no se cedió en el Tratado de Utrecht y, por lo tanto, "España no acepta que tenga jurisdicción británica".

Los Acuerdos de Córdoba tuvieron como base el convenio que ambas partes adoptaron en diciembre de 1987, cuando acordaron un régimen de utilización civil del aeropuerto que incluía el establecimiento de servicios con terceros países, permisos para operar con aeropuertos españoles y la construcción de una terminal en La Línea, sin menoscabo de la reclamación española sobre la soberanía del territorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios