Entrevista con Rubén Sánchez "En los 80 muchas empresas intentaron comprar a Facua, ahora no pasa"

  • El portavoz de la federación celebra las expectativas que crea el nuevo Ministerio de Consumo y se presenta como víctima de fake news "por ser una persona de izquierdas"

  • En un ejercicio de transparencia comenta que su salario bruto mensual es de 3.000 euros

Rubén Sánchez, durante la entrevista.

Secretaría General de Estado de Consumo. Rubén Sánchez, portavoz de la Facua, no cree que sea llamado por el nuevo Gobierno central para asumir este reto, pero ha celebrado que haya un ministerio exclusivo para esta materia dirigido por Alberto Garzón, lo que, a su entender, genera muchas expectativas. "Puedo ser más útil en Facua, en el papel que tendré a partir de marzo, cuando celebremos nuestro congreso", ha apuntado el portavoz de los consumidores.

"Facua son más de 225.000 socios, es un  movimiento social, ciudadanos, crítico y muy político y politizado, pero eso  no significa que sea partidista. Y son un centenar de trabajadores", ha apuntado Sánchez, que desde hace año y medio ocupa la vicepresidencia de la federación.

Rubén Sánchez se está refiriendo a los orígenes de la federación, cuando la fundó su padre, Francisco Sánchez Legrán, "que no sospechaba en lo que se iba a convertir su proyecto". "En Facua decidimos de manera colegiada las cosas. Hay muchísimos compañeros por encima de mí en Facua, pero yo soy el que tiene la suerte de dar la cara a los medios de comunicación", ha explicado. "Mi padre este año deja la junta directiva de la organización y creo que puede sentirse muy orgulloso del trabajo hecho todos estos años", ha añadido.

Rubén Sánchez, portavoz de Facua. Rubén Sánchez, portavoz de Facua.

Rubén Sánchez, portavoz de Facua. / Blogosur

Facua no es una organización cómoda y genera polémica, ha asegurado Sánchez. "Cuando Facua denuncia un fraude a veces es complicado que tenga eco en algunos medios porque va contra sus anunciantes, en cierta manera es comprensible", ha apuntado, comentando que la federación ha sido vetado en Canal Sur en algunas etapas con Susana Díaz al frente de la Junta de Andalucía. "Puedo tener presencia en los informativos de Canal Sur, pero una entrevista extensa igual no le gusta/interesa al Gobierno de la Junta", ha insistido.

Sánchez, a preguntas de los alumnos, se ha referido a los salarios de los trabajadores de la federación, "que están por encima del Salario Mínimo Interprofesional, y el suyo propio: "Mi sueldo bruto mensual ronda los 3.000 euros. Todos nuestros salarios son públicos y cualquier persona puede consultarlos". 

"Mi salario bruto mensual ronda los 3.000 euros"

También se ha referido a sus filias políticas. "Yo no soy Podemos, puedo ser votante de Podemos pero voy a criticar al Gobierno si hace las cosas mal", ha garantizado Sánchez, asegurando que mantendrán su independencia. En los años 80 muchas empresas han intentado comprar a Facua, según ha asegurado el portavoz:  "En los últimos años no recuerdo casos de intentos de compras porque saben cuál va a ser la respuesta".

Sánchez se ha referido a organizaciones que fueron creadas en su día por el PSOE, como un instrumento suyo, y que recibía muchas subvenciones. "No nos dejamos comprar, incluso tenemos mucho cuidado cuando hacemos estudios de mercado, destacamos cuál es la peor empresa, no la mejor, nos preocupa que podamos regalar publicidad a una empresa", ha explicado. Personalmente, el portavoz acostumbra tener servicios contratados con diferentes empresas y cada x tiempo va cambiando para comprobar y descubrir si cometen irregularidades.

"En los últimos años no recuerdo casos de intentos de compras porque saben cuál va a ser la respuesta"

¿No hay que mojarse nunca? "Tampoco es eso. No me avergonzará tampoco si el Gobierno de derecha la Junta de Andalucía, que no es de mi agrado, hace las cosas bien, decirlo", ha aclarado.

Sánchez, durante la entrevista con los alumnos de la ERA. Sánchez, durante la entrevista con los alumnos de la ERA.

Sánchez, durante la entrevista con los alumnos de la ERA. / Blogosur

Rubén Sánchez entró en 1993 en Facua haciendo prácticas no remuneradas, "porque mi padre me convenció, sólo recibía créditos para la carrera; luego me hice cargo del equipo de comunicación y a finales de los 90 la organización decide nombrarme portavoz, asumiendo un rol de dirección política. Nunca pedí ser altavoz, pero llegó y lo asumí, es el rol que mejor me va porque estudié Periodismo, pero no voy a ser ahora el presidente", ha comentado.

El portavoz de Facua también se ha referido a las fake news. "No es un fenómeno nuevo, pero ahora se difunden con más facilidad a través de las redes sociales". "Durante el franquismo hubo una plaga de noticias falsas a través del NO&DO", ha comentado. "Hoy se han sembrado muchos bulos en torno a la financiación de Unidas Podemos y es un fenómeno muy peligroso para la higiene política de este país". "Yo  mismo he sido objeto de fake news durante una etapa en Facua, se dijo que yo había cometido delitos, presentaron denuncias falsas para lograr mi imputación, Manos Limpias presentó una denuncia falsa implicándome en el caso UGT, por el simple hecho de ser una persona de izquierdas", ha recordado, asegurando que eso le ha hecho mucho daño.  "Me gustaría recriminarle a la cara a Juanma Moreno, el presidente de la Junta, la campaña de difamación que hizo contra mí difundiendo fake news", ha apuntado directamente.

Esas denuncias fortalecen a la federación, en opinión de Sánchez, que confía en que el presidente del Gobierno y el vicepresidente se reúnan con Facua, por el papel en la sociedad civil que tiene. "Con quien nunca me reuniré es con una persona que haga apología del fascismo", ha aclarado, convencido en que "los señores de la ultraderecha de Vox deberían moderar el tono, igual que el PP, si se quiere sanear y volver a gobernar".  También se ha referido al PP de Sevilla, "que cuando estuvo en el Ayuntamiento de Sevilla dejó de ofrecernos ayudas para los inmigrantes".

"Me gustaría recriminarle a la cara a Juanma Moreno, el presidente de la Junta, la campaña de difamación que hizo contra mí difundiendo fake news"

Volviendo a los temas de consumo, Rubén Sánchez asegura que personalmente no suele poner reclamaciones en los comercios. "Pero es verdad que algunos consumidores cuando dicen 'a ver si voy a tener que acabar en Facua' resuelven de inmediato su problema en la tienda", asegura. 

Y ha recomendado que se haga un estudio de mercado antes de contratar los servicios porque hay una oferta muy amplia y compañías nada recomendables, ha apuntado en referencia, por ejemplo, a Vodafone, empresa muy criticada por los consumidores. "Vivimos en una época en la que son muy raras las empresas que se destacan positivamente", ha asegurado.

Sánchez ha asegurado, para cerrar la entrevista, que en alguna vez ha temido por su integridad física o la de su familia. "El 23 de enero tengo un juicio por amenazas de muerte y hay más causas", ha comentado con la esperanza de los imputados paguen por ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios