Andalucía

Gracias, está usted en su casa

  • Todos los grupos, salvo el PSOE, participan del interrogatorio al dueño del Don Ángelo, que dice no conocer a Villén, en el cierre de campaña

Enrique Moreno y el letrado de la comisión, con la silla del compareciente vacía. Enrique Moreno y el letrado de la comisión, con la silla del compareciente vacía.

Enrique Moreno y el letrado de la comisión, con la silla del compareciente vacía. / Raúl Caro / Efe

A José Ruiz García, dueño del club de alterne Don Ángelo, le dieron ayer las gracias no menos de 14 veces los cuatro diputados de PP, Ciudadanos, Adelante Andalucía y Vox que lo interrogaron durante su declaración en la comisión de investigación de la Faffe. El representante del PSOE, Rodrigo Sánchez Haro, no participó, tras un alegato contra la prostitución. El resto, salvo la popular Ana Vanessa García, que sólo tuvo una intervención, repitió en su turno de preguntas. Fueron Teresa Pardo, de Ciudadanos; Nacho Molina, de Adelante; y Ángela Mulas, de Vox, aunque alguno reitero su agradecimiento en varias ocasiones. La diputada naranja incluso le dijo al propietario del prostíbulo que no iba a ir “contra su actividad comercial”, aunque antes había mostrado su “absoluta repulsa” frente a la prostitución.

“Esta usted en su casa, en el Parlamento”, llegó a decir Pardo, mientras que Mulas aseguró que el empresario del sector de la noche estaba “dando ejemplo” a los dirigentes socialistas que no han comparecido o no han acudido al Parlamento para dar cuenta de su papel en la gestión de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo. Mulas sustituyó a Alejandro Hernández, portavoz habitual de la formación de extrema derecha en la comisión. El diputado cordobés estaba en uno de los cientos de actos de cierre de campaña que se celebraron en la tarde de ayer. Para la decena de parlamentarios que participaron ayer en el interrogatorio de Ruiz García, ese fue su cierre de campaña.

Lo cierto es que el dueño del Don Ángelo ha sido el primer compareciente de facto de esta investigación parlamentaria. Los partidos que tienen la mayoría de la Cámara –PP, Cs yVox– hicieron valer su peso para colocar a los tres últimos ex presidentes socialistas de la Junta –Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz– a la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero y a tres ex consejeros. Y después, el propietario del prostíbulo. No habrá más comparecencias en la comisión hasta los días 21 de noviembre y 2 de diciembre. “Qué necesidad imperiosa existía de citarme antes de la fecha electoral”, espetó Chaves antes de marcharse el jueves.

En cualquier caso, el cierre de campaña en el Parlamento quedó marcado por preguntas como “¿Cuanto costaban los cubatas?” de Teresa Pardo, o “¿Se prestaban servicios sexuales en su local?”, de Ángela Mulas. Las respuestas a ambas preguntas fueron negativas. José Ruiz García, que dijo no tener otra actividad empresarial en aquella época, no recordaba el precio de las copas y negó con gestos que hubiera prostitución en Don Ángelo. “Era un bar de copas”, espetó tras un episodio de sordera que no le permitía oír las preguntas. Fue entonces cuando le recordaron que mentir en una comisión de investigación es delito. “Ninguno, que yo sepa”, volvió a responder a una pregunta sobre si en su club se ofrecían “otros servicios”.

Con una chaqueta gris y melena canosa, Ruiz García solicitó que no se le hicieran fotografías ni que se le grabara en vídeo. RTVA podía retransmitir las comparecencias, pero la comisión concedió al empresario su petición, que se escudó en el derecho a la propia imagen. Esta decisión no se votó, sino que se tomó desde la Mesa del órgano.

A Fernando Villén, ex gerente de la Faffe que gastó 14.737 de dinero público en una juerga de seis horas el 22 de marzo de 2010 en Don Ángelo, Ruiz García dijo no conocerlo. También dijo que desembolsar esa cantidad era “normal” en su club, del que ya no queda nada tras ser derruido hace ahora un año. En la verja que delimita ese solar, poco después del derribo, comenzó Juanma Moreno la campaña de las autonómicas que lo llevaron finalmente a San Telmo.

Ruiz García explicó que, por aquel entonces, “iba muy poco”. No supo decir qué clientela iba por el prostíbulo, aunque sí negó tajante que hubiera, por norma, funcionarios de la Junta y políticos, a pregunta de Vox. Relató también que tenía el local a cargo de dos personas, una de las cuales, “Juana M.”, era “conocida” del político socialista a cuyo nombre estaba la tarjeta con la que se hizo el pago. Sobre el procedimiento de reintegro del dinero, inicialmente, con tarjeta, negó tener conocimiento más allá de lo que le relataba su encargada. Según el relato de Ruiz, Juana M. le comunicó que “lo de la tarjeta” ya se había “resuelto”. Se refería al pago en efectivo del dinero gastado por Villén . “Lo he visto en el ABC y en televisión, pero no lo conozco”, dijo poco antes de asegurar que comparecía en la comisión porque a su club “le había tocado”. “Por lo visto este señor frecuentaba más clubes”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios