Elecciones Andalucía

Juan Marín se abre espacio en el debate electoral dando a PSOE y a PP

  • El candidato menos conocido, Juan Marín, aprovecha el escenario de Canal Sur Televisión

  • Susana Díaz se permite el sosiego gracias a la pugna entre PP y Ciudadanos

  • Teresa Rodríguez pasa por el debate sin apenas dejar un subrayado

Juan Marín, Susana Díaz, Juanma Moreno y Teresa Rodríguez, antes de comenzar el debate. Juan Marín, Susana Díaz, Juanma Moreno y Teresa Rodríguez, antes de comenzar el debate.

Juan Marín, Susana Díaz, Juanma Moreno y Teresa Rodríguez, antes de comenzar el debate. / Antonio Pizarro (Sevilla)

Comentarios 7

El primer debate televisado entre los candidatos a las elecciones del 2 de diciembre no ha seguido el esquema de tres contra uno, el de los tres partidos de la oposición contra la presidenta de la Junta, sino que unas veces ha sido así y otra, las que más, el de Juan Marín y Juanma Moreno. PP y Ciudadanos están enfrascados en una batalla por el segundo puesto en estas elecciones, en dirimir cuál de los dos es el líder de la oposición y se trasluce en la campaña. Es casi es el gran motivo de estos días.

"Usted y yo -se refirió el de Ciudadanos al del PP- tenemos la oportunidad de sumar y cambiar el Gobierno, y los andaluces no nos perdonaran si no lo hacemos". Y sin inmutarse, le ha agradecido que quiera hacerle vicepresidente de la Junta en un supuesto Gobierno de coalición presidido por el PP. Claro, Marín quiere ser el que nombre a Moreno. "La diferencia entre nosotros y ustedes, es que si a nosotros nos imputa un alcalde, dimite, y al suyo se lo tiene que llevar detenido la Guardia Civil", le dijo el de Ciudadanos en relación al ex alcalde de Granada José Torres Hurtado.

Aunque novato en estas teatralizaciones, el candidato de Ciudadanos ha sido el más punzante, por momento se llevó el debate hacia él. A Susana Díaz, que ha sido su aliada hasta hace unos meses, le espetó que no quería estar allí, en un plató andaluz, sino en Ferraz. “Los socialistas dan la espalda a Susana Díaz”, leyó Marín la portada de este diario del 22 de mayo de 2017, el de después de las primarias socialistas.

“Se le ve impostado, me acuerdo de aquella canción de nuestra juventud que decía qué fue de nuestra amistad, pero ahora le mandan a decir otras cosas”. La presidenta de la Junta y Juan Marín han sido aliados hasta finales de este verano, aunque más bien ha parecido que la aliada de la socialista es Teresa Rodríguez, que se manejó con una suavidad con Susana Díaz que no es la que suele emplear en los plenos del Parlamento. 

"Usted no será presidenta con los votos de Ciudadanos", le ha advertido Marín a Susana Díaz, quien un tanto cansada de estos ataques le ha preguntado a Marín por qué ha pactado con ella durante tres años y medio. "Me enfrento a dos bloques, a la izquierda y a la derecha", ha aludido la presidenta a ese doble frente televisivo.

Es la primera vez que Juan Marín y Teresa Rodríguez, de Adelante Podemos, intervienen en un debate electoral con Susana Díaz y Juanma Moreno, dos conocidos de los comicios de 2015. En aquella ocasión, Juanma Moreno fue capaz de mantener la calma, a la vez que llevaba a la presidenta por una senda de improvisación y nerviosismo. Esta vez no fue así, la presidenta ha aprendido esa lección y Moreno se fue sin alterarle el pulso.

El candidato del PP fue quien abrió el debate con una pregunta directa al espectador: “¿Considera que el PSOE debe continuar cuatro años más al frente del Gobierno o es el momento de cambiar?” Tampoco ha tenido grandes problemas Susana Díaz para debatir, tiene soltura, más tablas que ninguno de ellos.

Dos horas de debate

El primer debate televisivo ha sido organizado por Canal Sur, se emitió en prime time y ha durado dos horas. Como en otras ocasiones lo moderó la periodista Mabel Mata, una veterana de este tipo de complicados encargos. La semana próxima habrá otro en TVE.

Susana Díaz abrió su intervención con una llamada a los ciudadanos para obtener “una ampia mayoría para que nadie impida el bloqueo”, y es que los sondeos indican que el PSOE de la presidenta necesitará a otro grupo para poder volver a ser investida en la Cámara. Mabel Mata ha querido saber en lo que muchos también se preguntan: qué política de alianzas seguirán los partidos después de las elecciones. Susana Díaz se ha sumado a ello al pedirle a Ciudadanos y PP que si no suman los 55 escaños, no bloqueen la formación del Gobierno.

En tres ocasiones, la presidenta de la Junta le exigió, sin resultados, que los dos partidos de la derecha se pronunciasen qué iban a hacer en ese caso. 

Sí, hubo dos debates, el previsible entre Susana Díaz y el resto de candidatos de la oposición, y otro más, entre Juan Marín y Juanma Moreno. El dirigente de Ciudadanos fue el primero en abrir fuego, al echarle en cara a Moreno que en 36 años de permanencia en el Parlamento no ha conseguido nada. No es la primera vez que Marín alardea de la bajada de impuestos conseguido en la pasada legislatura. “Yo no vengo a prometer una bajada de impuestos, yo vengo a explicar que ya lo hemos hecho”, añadió Marín. “¿Quién dijo en 2015 que no traicionaría a sus votandos apoyando al PSOE?”, le respondió el candidato popular.

Moreno jugó otra vez a golpear a Susana Díaz a causa de la gestión. “Usted es una máquina de crear desigualdades, muchos golpes de pecho de socialismo, pero cuando gobiernan, se le ven las carencias”, le ha indicado, pero esta vez la presidenta no entró en el debate. Cuando se abordó el bloque dedicado a la corrupción, todos los candidatos de la oposición recordaron cómo en estos momentos hay dos ex presidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, sentados en uno juicio, el de los ERE.

Moreno llegó a decir que "el único partido capaz de impedir la corrupción" es el PP, lo que motivó no pocos comentarios de los adversarios. Entre éstos, el de Teresa Rodríguez, que le recordó como un dirigente popular valenciano llegó a hablar de encargar "un volquete de putas".

En su intento de poner en aprietos a Susana Díaz, le preguntó varias veces si creía que España es un país plurinacional y le mostró un libro de texto, tal como hizo en el debate de 2015, en el que se escribe que el país es una suma de naciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios