'Men In Black International' | Crítica Los MIB vuelven sin aportar nada

Chris Hemsworth revive a los Men In Black. Chris Hemsworth revive a los Men In Black.

Chris Hemsworth revive a los Men In Black.

Comentarios 1

Hace la friolera de un cuarto de siglo, en el ya lejano 1997, Men in Black de Barry Sonnenfeld fue una muy agradable y divertida sorpresa que se prolongó en otras dos entregas. Siete años después de la tercera y última regresa a las pantallas con otros intérpretes (gran error de casting) y otro director (nuevo error) para estirar los éxitos anteriores. Los nuevos intérpretes y el nuevo director no lo logran. Los actores –que ya han sido pareja en Thor: Ragnarok– son Chris Hemsworth, cuya filmografía apenas contiene títulos sin efectos especiales, y Tessa Thompson, actriz de trayectoria irregular que podría dar más de sí si le ofrecieran mejores papeles; junto a ellos hay ex grandes como Liam Neeson y siempre grandes como Emma Thompson, que ya intervino en la tercera entrega de los MIB.

El guion de Art Marcum y Matt Holloway es penoso, pero poco podía esperarse de quienes han escrito los de Iron Man, Punisher 2: zona de guerra o Transformers: el último caballero. El texto acumula tópicos del actual cine de acción con multi escenarios que nos llevan por medio mundo como si mezclaran los Bond de Craig, los Bourne y sobre todo el ruido visual del cine tebeo, saquea lo que puede de la trilogía original y añade toques graciosos sin gracia.

La dirección de F. Gary Gray –autor del mal remake de The Italian Job, de esa revisión a la baja del Bronson justiciero llamada Un ciudadano ejemplar o de la octava entrega de Fast & Furious– es mecánica. Ninguna sorpresa, vista su filmografía. Entretiene sin aportar nada y está por debajo de la trilogía original, sobre todo de su primera entrega. Vista y olvidada. En cambio, se recuerdan las anteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios