Cofradias

Con Metro, sin catenarias y con ansias de plenitud

  • La Semana Santa arranca con unas predicciones del tiempo que auguran un buen clima para todas la jornadas, con la certeza de que el Metro será el medio idóneo para ver a una veintena de cofradías y con una carrera oficial libre de los cables del tranvía.

ARRANCA la Semana Santa sin catenarias y con Metro. Arranca también la Semana Santa con la ambición de ver a todas las cofradías en la calle, lo que no ocurre desde 2001. En el ideario colectivo existe un anhelo de plenitud apoyado en los partes meteorológicos, que por primera vez en mucho tiempo parecen alimentar sólidamente las ilusiones. La que hoy comienza es la Semana Santa de la revolución del transporte, con una línea 1 de Metro que deja al ciudadano a menos de 15 minutos de una veintena de cofradías, lo que coloca en posición de privilegio a vecinos del Aljarafe a la hora de ir a ver muchas cofradías respecto a residentes de la misma capital, que habrán de sortear cortes de tráfico y otros obstáculos para llegar a un mismo sitio. La empresa que gestiona el suburbano prevé, por ejemplo, que las tres estaciones que registrarán este Domingo de Ramos un mayor número de usuarios serán las de Plaza de Cuba, Prado de San Sebastián y San Bernardo.

Las cofradías pasarán por una Avenida de la Constitución completamente libre de cables del tranvía. A pesar de que las hermandades han convivido históricamente con esta infraestructura propia de la red tranviaria, la presión ejercida por un grupo de hermandades con el aval del pleno de penitencia del Consejo ha causado efecto. El alcalde ordenó la retirada de los cables a una semana del Domingo de Ramos, gestionando ante la empresa CAF (que fabrica los vehículos) el patrocinio de la operación de montaje y desmontaje, valorada en cerca de 120.000 euros. Se supone que a las arcas del Ayuntamiento no le cuesta un euro atender las inquietudes logísticas y de estética de las cofradías, que amenazaban con retrasos en la carrera oficial de haber tenido que perder tiempo para bajar la altura de los crucificados, amén de otras maniobras de protestas sordas ante la representación de la ciudad que se llegaron a barruntar. Monteseirín ha zanjado de cuajo cualquier riesgo. Los problemas, de producirse, no estarán causados por las polémicas catenarias.

El Consistorio ya ha anunciado que se volcará una vez más en la organización de la Semana Santa. La empresa de limpieza ha activado una campaña para concienciar al público de la necesidad de mantener las calles limpias y se estrenan este año un carrito para atender las urgencias en las calles estrechas y una señalización especial para advertir a los peatones de la presencia de obstáculos en la calle, del tipo de marmolillos o bolardos.

El Ayuntamiento habilita este año 3.000 plazas de aparcamiento en el entorno de influencia del casco histórico, apuesta nuevamente por las cámaras de seguridad en lugares especialmente problemáticos y consolida la oferta de aparcamiento de carritos de bebé y de los denominados puntos de lactancia. La televisión municipal (Giralda Digital) se estrena, precisamente, con la retransmisión de esta Semana Santa. Una pantalla colocada en la Plaza de San Francisco ofrecerá imágenes en directo de muchas hermandades.

Esta por ver la incidencia de la crisis económica y financiera en la principal celebración religiosa de la ciudad. Las hermandades no la han notado especialmente en el reparto de papeletas de sitio, según los sondeos realizados por este periódico durante la cuaresma. Algunas, si cabe, han aumentado el número de ellas, como es el caso de Pasión, que llevará mujeres por primera vez en sus filas. Los negocios dedicados a la confección de túnicas y todo tipo de accesorios admiten que el volumen de negocio se ha mantenido en cifras similares. Uno de los que funcionan en la calle Alcaicería reconoce, incluso, que el capirote más vendido este año es el más caro. Está hecho a base de rejilla, especialmente diseñado contra el calor y la lluvia, y cuesta 32 euros.

La Hermandad de la Resurrección ha restado mil euros a su presupuesto para las flores de los pasos. Destinará tal cantidad a los fines sociales de Cáritas Diocesana. La polémica reforma de la ley del aborto marca también algunos gestos esta Semana Santa. La cofradía de la Cena, por ejemplo, ha decidido que destinar los gastos de protocolo de la Semana Santa a la asociación sevillana en Defensa de la Vida. Las peticiones de venia de esta hermandad serán solicitadas por dos hermanos menores de edad que en su momento fueron ayudados por la Asociación Provida.

la logística

Las hermandades se han comprometido más que nunca a realizar un esfuerzo para cumplir los horarios estipulados en la carrera oficial. La Madrugada será examinada con lupa este año tras el polémico retraso de 22 minutos dejado en 2008 por la Hermandad de la Macarena, que ya expuso sus razones y pidió disculpas. Hasta el nuevo delegado del Consejo para la Madrugada ha apuntado la necesidad de que esta cofradía pase a golpe de tambor si es preciso para cumplir con el reloj, una sugerencia pública que no sólo no se tendrá en cuenta, sino que no ha sentado nada bien en la cofradía. El cumplimiento de los horarios a lo largo de toda la jornada es beneficioso, sobre todo, para los cuerpos de nazarenos, que en ocasiones entran en sus templos a horas inadecuadas, y para las cofradías propiamente dichas, pues se evitan estampas desagradables de todo tipo, como la de calles sucias o con ambientes poco proclives al paso de una cofradía.

Se caracteriza esta Semana Santa por la ausencia de obstáculos importantes, una vez que se ha suprimido el cableado del tranvía. Atrás quedaron las polémicas por los andamios y los cambios obligados en el itinerario de algunas hermandades que han marcado los últimos años.

La carrera oficial, como era más que previsible, está prácticamente abonada en todos sus sectores. Las opciones para hacerse con una silla por jornadas suelta son mínimas y, en todo caso, poco recomendables, pues se trataría de filas muy alejadas del lugar de paso de las cofradías. Sigue un año más en el aire el sempiterno debate de la ampliación de la carrera, que promueve el Ayuntamiento de forma periódica. La gran mayoría de los turistas tendrá que aprender a callejear en tiempo récord si quieren disfrutar de la fiesta más hermosa de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios