Cofradias

La Paz refuerza su unión con el Parque en su 75 aniversario

  • La Dolorosa preside mañana una misa en un altar especial instalado en la Plaza de América.

Día señalado en El Porvenir. La hermandad del barrio cumple tres cuartos de siglo y el calendario de actos conmemorativos por la efeméride llega mañana a su culmen con una misa estacional, que la imagen de María Santísima de la Paz presidirá en la Plaza de América. No lejos de allí, en el Pabellón de la Telefónica de la Exposición Iberoamericana de 1929, realizaron el servicio militar Manuel Robles Machado, Francisco Justo Nieto Pérez y Alfonso Retamero García. Al abrigo del Parque de María Luisa, estos tres jóvenes decidieron, hace más de 75 años, comenzar los trámites para fundar una cofradía que pudiera hacer estación de penitencia el Domingo de Ramos de 1940. Al igual que en aquel lejano día, la Virgen de la Paz saldrá mañana de la Parroquia de San Sebastián, aunque en esta ocasión se dirigirá al altar instalado para la ocasión, donde llegará a las 18:40. Una vez que finalice la eucaristía, oficiada por el arzobispo hispalense, Juan José Asenjo, la Dolorosa tallada por Antonio Illanes retornará hacia su sede canónica en un recorrido por las calles del barrio del Porvenir.

El cortejo, al igual que en la estación de penitencia, lo encabezarán los miembros del Escuadrón Montado de Cornetas y Timbales de La Paz, que la próxima Semana Santa cumplirá dos décadas, desde su creación en 1995. Después de la cruz de guía, un total de 370 hermanos con cirio acompañarán a la Virgen, junto con representaciones de las hermandades de La Paz de Andalucía, las del Domingo de Ramos y otras corporaciones como El Cerro, Santa Genoveva, La Misión y Sevilla Sur. El acompañamiento musical correrá a cargo de la Banda de Música Santa Ana, de Dos Hermanas, como lleva haciéndolo desde la Semana Santa de 2006.

El palio neogótico saldrá de su templo a las 15:45 y discurrirá por su camino habitual, a través de la calle Brasil y la Glorieta de Covadonga, para cruzar la verja del Parque de María Luisa por la Avenida de Isabel la Católica. Allí, enfilará la Avenida de Hernán Cortés y la Glorieta Álvarez Quintero para después rodear el Monte Gurugú y llegar a la calle Pizarro, por la trasera del Museo de Artes y Costumbres populares. La Virgen de la Paz bordeará el Pabellón Mudéjar, diseñado por Aníbal González para la muestra de 1929, para llegar a su fachada principal, donde se situará en un sencillo altar diseñado para la ocasión. Desde allí, presidirá la misa, que comienza a las 19:30, y durará una hora y media. Junto a Juan José Asenjo, otros 16 sacerdotes participarán en el oficio, como Marcelino Manzano, delegado de hermandades y cofradías de la Archidiócesis, recientemente nombrado; y Eugenio Hernández, actual párroco de Santa Ana y antiguo director espiritual de La Paz.

Una vez que el arzobispo clausure la eucaristía, comenzarán las preparaciones para la procesión de vuelta, en la que la Virgen irá sin más cortejo que la presidencia y la cruz de guía, además de la banda de música. El trayecto comenzará rodeando la Plaza de América para salir del Parque por la puerta que da a Felipe II. A partir de ahí el recorrido pasará por las calles Valparaíso, Juan Pablos, Bogotá y Editor José Manuel Lara, desde donde se dirigirá a la parroquia de San Carlos Borromeo. Éste será uno de los puntos álgidos de la jornada, ya que la Dolorosa recibirá una ofrenda floral. "La intención es que la Virgen pase por zonas del barrio que no ha pasado nunca y donde viven muchos hermanos", explica el hermano mayor de La Paz, Santiago Arenado. Después, volverá a la calle Bogotá para rodear la urbanización La Estrella por Felipe II y llegar a la calle Nuestro Padre Jesús de la Victoria, rotulada en 2013 en la zona de las antiguas cocheras de Tussam. Desde ahí, el palio tomará las calles Porvenir, Exposición, Nuestra Señora de la Paz y Río de la Plata, para entrar por la puerta lateral de la Parroquia de San Sebastián sobre las 02:30.

En las más de ocho horas que la Dolorosa estará en la calle, serán 180 los costaleros que estén bajo las trabajaderas del palio plateado. "Son cinco cuadrillas, tanto del Cristo como de la Virgen. Están muy ilusionados, sobre todo los del Señor de la Victoria, ya que no pensaban que pudieran meterse debajo del paso, por su altura".

El pasado 24 de julio, jornada en la que se cumplían tres cuartos de siglo de la bendición de la Virgen de la Paz, la Dolorosa estrenó una nueva corona de camarín, cincelada en plata en el taller de Orfebrería Andaluza. La presea fue donada por una familia de la hermandad con motivo de la efeméride. Para la procesión de mañana, sin embargo, la imagen mariana no llevará ningún estreno, aunque sí portará la saya confeccionada por Manuel Solano en su taller de Morón de la Frontera y que la Virgen llevó por primera vez el pasado Domingo de Ramos. Donde sí ha innovado el equipo de priostía es en el exorno floral, ya que el característico palio sustituirá las rosas y claveles blancos, que suele llevar, por varas de nardo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios