Cofradias

Vera-Cruz abre el debate

  • La decisión de procesionar sin pasos fue para unos una alternativa válida para celebrar la estación de penitencia pese a la lluvia y para otros un mero lucimiento.

¿Recuperó Vera-Cruz el sentido original de la Semana Santa procesionando sin pasos hasta la Catedral o el cortejo fue más un lucimiento que una penitencia? La decisión de salir sólo con la reliquia del Lignum Crucis ha abierto el debate sobre la forma de proceder de las hermandades en caso de lluvia y ya hay posturas muy definidas tanto a favor como en contra. Otros prefieren esperar algo más de tiempo para ofrecer un análisis más reposado.

Entre esta última corriente se incluye el presidente del Consejo de Cofradías, Adolfo Arenas, que no quiso entrar en la polémica. "No hay que olvidar que en sus titulares está el Lignum Crucis", recordó Arenas, que abogó por hacer un análisis más reposado en el que se tengan en cuenta todos los factores. "Hay que tener en cuenta la defensa del patrimonio, entendiéndolo en un concepto amplio". Sobre la posibilidad de que siente un precedente que otras hermandades imiten en el futuro, el presidente del Consejo se limitó a exponer que "todo lo que sucede puede crear precedentes".

Quienes opinan a favor de una salida sin pasos se basan en que es una alternativa válida para celebrar la manifestación pública de fe que debe realizar una cofradía sin arriesgar el patrimonio de la hermandad. Uno de los más fervientes defensores de la decisión de la Vera-Cruz es Javier Criado, hermano mayor de Pasión. "Me pareció una maravilla, lo más impresionante que he visto en mi vida en cuanto a superar una climatología adversa sin tener que cortar la estación de penitencia", opinó Criado, que defendió la salida sin pasos como una solución válida para el futuro. "Al final va a ser algo generalizado. Todo depende de la distancia que haya a la Catedral, pero las hermandades del centro que puedan recorrer su itinerario en una hora y media o dos horas pueden perfectamente procesionar con una cruz alzada".

La opinión contraria la expresa Joaquín Moeckel, ex hermano mayor del Baratillo. "Respeto la decisión de Vera-Cruz, pero creo que la estación de penitencia debe hacerse con todos los titulares y si no se puede por la lluvia, no se debe hacer", expuso Moeckel, que sólo se mostró partidario de esta solución en circunstancias muy especiales como algún accidente sufrido por alguna de las imágenes. Ayer, San Esteban organizó una pequeña procesión con acólitos para trasladar el Lignum Crucis desde la Casa de Pilatos hasta su parroquia para celebrar un via crucis en su interior.

Vídeo: Ainhoa Ulla

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios