Cómics

La gran evasión

  • 'Bobo' (1961), de Paul Deliège y Maurice Rosy, es una serie de cómics que presenta al recluso del mismo nombre intentando fugarse continuamente y en vano de la prisión de Inzepocket

Bobo, en uno de sus intentos de huida. Bobo, en uno de sus intentos de huida.

Bobo, en uno de sus intentos de huida.

En el año 1963 se estrenó La gran evasión, película bélica estadounidense dirigida por John Sturges, protagonizada por Steve McQueen, James Garner y Richard Attenborough y basada en sucesos del campo de prisioneros de guerra de Stalag Luft III, situado cerca de la población de Zagan, en Polonia. Es una adaptación de la novela homónima de Paul Brickhill.

Dos años antes, en 1961, debutó el cómic Bobo, protagonizado por un personaje de cómic que también deseaba evadirse de prisión, aunque, en este caso, en clave de humor. Se trata de un cómic creado por los belgas Paul Deliège y Rosy Maurice. La serie presenta a Bobo en la cárcel de Inzepocket. Apareció por primera vez en forma de encarte en Spirou nº 1204, publicado el 11 de mayo 1961. En los primeros años, el guion corrió a cargo de Rosy, quien también asumió la responsabilidad artística durante un breve período en la década de los 70. Finalmente, el personaje obtuvo su propia serie, compuesta por historias cortas y unas pocas historias largas. Se publicaron 15 álbumes hasta 1996, con la jubilación de Paul Deliège.

Al principio de cada historia tenemos a Bobo intentado huir del penal de Indepoket, bien con su tradicional agujero o con algún plan destinado al fracaso, y al final tenemos a Bobo de regreso al penal contra su voluntad. Bobo, el preso calvo, bajito y malhumorado, se hace acompañar de un reparto coral de personajes secundarios, incluyendo a otros presos, el alcaide del penal, los guardias o viejos compañeros de Bobo que se han empeñado en liberarlo de su encierro.

Pese a haber sido publicadas con anterioridad en España en revistas como Strong, Spirou Ardilla, Fuera Borda y Guai!, con diferentes traducciones en cada ocasión, Dolmen ha rebautizado algunos personajes y lugares: el penal de Inzepoket se ha convertido en Indepoket; Jo la Candeur es Joe el Candoroso; el inútil ayudante de Bobo que intenta infructuosamente sacarlo del penal; Julot les Pinceaux es Julito Pinreles y Dupavé, el guardián de la cárcel que siempre va cargando con una piedra, se ha traducido como Tocho.

Todos estos personajes conforman su propio microverso en la prisión Indepoket, donde los presos y los guardias conviven en una increíble armonía. Nunca se menciona por qué razón están todos estos hombres encarcelados, pero en una historia se dice que a Bobo le han condenado a 20 años de prisión, por lo que se puede deducir que no sería un delito menor. Deliège dota al ambiente carcelario de grandes dosis de optimismo, buen humor y simpatía.

Este tomo incluye las historias de Bobo publicadas entre septiembre de 1977 y febrero de 1982, en orden cronológico. Todas ellas son obra de Paul Deliège, puesto que, en 1973, Maurice Rosy se marchó al mundo de la publicidad.

En este volumen se alternan las historias de una única página con otras más largas, que originalmente se iban serializando en función de la disponibilidad de páginas de la revista Spirou. Pese a abordar todas las historias la misma temática y seguir una estructura similar, no se hace repetitivo. Llama la atención la amabilidad con la que se aborda el tema de las cárceles, retratando a los presidiarios como si de estudiantes de instituto se tratara. Bobo cava hoyos en el patio ante la impasible mirada de los vigilantes, se le permite salir de excursión al campo acompañado de un solo guardia, es elegido para viajar a la luna… Pese a sus continuos intentos de fuga, es el preso que mejor cae de todo el presidio.

El historietista belga Paul Deliège (Olne, 1931- Lieja, 2005) comenzó su carrera profesional en el diario Le Soir. En 1959, entró en Dupuis, donde lanzó Les aventures de Théophile et Philibert. A principios de los 70, fue el principal creador de los encartes de la revista Spirou. Las series Les Krostons, sobre tres diablillos verdes y sus intentos de conquistar el mundo y Le trou du souffleur siguieron después. Deliège fue guionista de la serie Sam et l'Ours y algunas historias de Sybilline. Ninguno de sus personajes alcanzó el éxito que tuvo Bobo, que, si bien no fue el mismo que obtuvieron Astérix el Galo y Lucky Luke, compartía páginas con ellos, y eso le hace pertenecer al olimpo del cómic francobelga. Murió de un infarto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios