Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Cómics

A kind of magic

  • La vida de la joven Mila iba a cambiar radicalmente, enfrentándose en una aventura contra mil y un peligros

Portada del cómic. Portada del cómic.

Portada del cómic.

Como ya le demostró el viejo y arrugado Mizerd al robot Taladro, en aquel mundo hiper tecnificado existía algo llamado magia, y alzando su cayado se lo hizo ver…

Pero de esto hace ya muchos años, y las cosas han cambiado en lo quedó del CGU (Consejo Galáctico Unido) después de que aquellas colosales máquinas robóticas lo destruyeran todo.

De aquel apocalipsis surgió un nuevo, y muy diferente, mundo. Y es que todo rastro tecnológico ha sido borrado casi en su totalidad, y lo que vino a sustituirlo fue la magia, capacidad que parece estar limitada a los vampiros, seres que han conquistado prácticamente toda la galaxia. Y lo hacen bajo el mandato de un ser sin escrúpulos, cruel y que solo actúa en su propio beneficio. Se trata de Madre, una vampira muy poderosa a quien nadie se atreve a levantar la voz y que está eliminado todo rastro de rebeldía en los diferentes planetas del Consejo.

Pero la verdadera protagonista de esta historia es Mila, una vivaracha cría que, desoyendo los consejos de su padre, se interna en un gran mercado para hacer un trueque que les proporcione algo de la comida que ya escasea en la cabaña en la que viven.

Como si de las piezas de un dominó se tratara, este será el principio de una peripecia que va a hacer que tanto ella como su padre, Andy (al que todos los que hemos leído Descender conocemos de sobra) se vean embarcados en una frenética huida sin poder mirar hacia atrás. Carrera ésta en la que van a contar con la inesperada ayuda, y acompañamiento, de Bandido, el perro robótico, que aparece de pronto y se convierte en un aliado con nuevas y desconocidas capacidades.

Y así, sin comerlo ni beberlo, este curioso trío se va a convertir en el objetivo de las hordas de vampiros, aunque no serán los únicos y temibles seres a los que se enfrentarán a lo largo de su escapada…

Descender demostró que al guionista canadiense Jeff Lemire no se le resiste ningún género, como ha demostrado con Black Hammer (superhéroes) o Gideon Falls (terror) y si en la epopeya de ciencia ficción nos presentó a Tim-21, en niño robótico protagonista, en esta su secuela, Ascender, sigue demostrando lo bien que maneja una trama que nos devuelve algunas caras conocidas, que tendrán mucho que ver en el futuro devenir de Mila, que sin comerlo ni beberlo las va a pasar canutas escapando de los afilados colmillos de más de un chupasangre.

Asimismo, vamos a conocer el destino, gracias a una serie de flashbacks, de Effie, la que fue pareja de Andy, compañera de aventuras, y que llevó en su vientre a la jovencita protagonista.

Por supuesto, gran parte del éxito de esta serie viene de la mano del dibujante Dustin Nguyen (Batman: Pequeña Gotham), que ya dejó el listón muy alto durante los seis tomos anteriores, y que ahora se lo pasa pipa dibujante a seres monstruosos, dragones y demás fauna de este mundo nuevo y fantástico. El mundo de Ascender.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios