Consumo

La OCU advierte sobre los riesgos del té kombucha

El consumo excesivo del té kombucha puede acarrear múltiples problemas

El consumo excesivo del té kombucha puede acarrear múltiples problemas

El té conocido como kombucha es una variedad de gran popularidad en los últimos tiempos. Sus defensores le otorgan propiedades incluso milagrosas y no son pocas las personas que se han convertido en asiduas de su consumo. Este tipo de té contiene características revitalizantes y beneficios para la piel, el sistema digestivo e incluso la caída del cabello. 

Popularizado gracias a estas propiedades 'mágicas, especialistas y nutricionistas advierten de los peligros que puede acarrear su consumo en determinados colectivos. Por ello, la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, ha alertado de los falsos beneficios que promete su consumo.

Qué es la Kombucha

La Kombucha es un té que se obtiene de la fermentación de una colonia en simbiosis de bacterias y levadura, conocida como SCOBY, cuyo aspecto es gelatinoso. Esta colonia se puede multiplicar de manera indefinida si se alimenta de manera adecuada.

Estos microorganismos actúan sobre el té produciendo CO2, ácido acético e incluso alcohol. Todo ello dará lugar al característico sabor efervescente de este té. Es una variedad cuyo sabor depende del tiempo de fermentación, el cual suele ir entre 7 y 30 días. A menor tiempo, el té tendrá un sabor más dulce, mientras que si sube el tiempo de fermentación también sube la intensidad y acidez de esta bebida.

Beneficios y peligros del té kombucha

El conjunto vivo de bacterias y hongos que entran en juego en la elaboración del té kombucha varia dependiendo de las circunstancias. Por ello, la OCU hace mucho hincapié en la importancia de extremar las precauciones higiénicas a la hora tanto de la preparación como de la conservación.

El té kombucha es una bebida con cafeína y, según el comunicado lanzado por OCU, carece de valores nutricionales de interés. Sí que contiene vitaminas B y algunos aminoácidos pero hay que prestar atención a las enzimas y ácidos orgánicos que resultan de su fermentación. 

Mejorar los problemas en la digestión, combatir la artritis, normalizar la presión arterial... la lista de beneficios de la kombucha son infinitas. No obstante , la evidencia científica no existe para este tipo de té, por lo que estas propiedades no están garantizadas y su consumo debe ser con moderación. 

Este tipo de bebida no se encuentra pasteurizada, para que mantenga sus propiedades y no se eliminen las bacterias, por lo que su consumo no es apto para personas que padezcan de algún tipo de patología intestinal o inmunológica, así como para mujeres embarazadas y lactantes y niños menores de 5 años. 

Un consumo excesivo, además, puede acarrear malestares digestivos tales como diarreas, flatulencia... los productos fermentados deben tomarse siempre en cantidades muy moderadas, debido a que un exceso puede acarrear un medio demasiado ácido en el intestino. Además, aunque sea en pocas cantidad, incluye un porcentaje de alcohol que debe tomarse en cuenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios