fútbol | copa del rey

Primer asalto hacia la historia en Bilbao

  • El Athletic ansía jugar tres finales un mismo año y el Levante disputar al fin un partido definitivo por el título

Marcelino García Toral dirige el entrenamiento del Athletic el pasado martes en Lezama. Marcelino García Toral dirige el entrenamiento del Athletic el pasado martes en Lezama.

Marcelino García Toral dirige el entrenamiento del Athletic el pasado martes en Lezama. / miguel toña / efe

Athletic y Levante abren hoy jueves en San Mamés una eliminatoria que ambos encaran con la ilusión y la intención de hacer historia: el equipo bilbaíno por la posibilidad de encadenar tres finales en una misma temporada y el valenciano, por llegar por primera vez al partido definitivo de la Copa.

Son dos clubes que, por cierto, tienen sus reivindicaciones con esta competición. El Athletic suma a su palmarés de veintitrés títulos el de la Copa de la Coronación de 1902, precursora del torneo, y el Levante considera título oficial la Copa España Libre ganada en plena Guerra Civil, en 1937, en territorio republicano.

A la espera de que ambas reciban el reconocimiento oficial, los dos equipos se centran ahora en un enfrentamiento en semifinales de la Copa del Rey que no hace sino premiar los méritos acumulados.

Los del Athletic, la reciente Supercopa ganada en enero al Real Madrid y el Barcelona, y su trayectoria posterior en una Copa en la que sale a agónica remontada por ronda en Ibiza, Alcoy y el Benito Villamarín. También en la Supercopa protagonizó una sonada voltereta en la final contra el Barça.

Es el efecto Marcelino, técnico que desde su llegada al banquillo bilbaíno no hace sino continuar con los milagros coperos de la era Garitano, quien alcanzó la final del curso anterior tras cuatro clasificaciones épicas, alguna casi increíble.

Esa final inédita ante su vecina Real Sociedad que se aplazó a este año para pudiera haber público en las gradas, algo ya imposible, se disputará el 3 de abril en La Cartuja. Que fue donde se jugó la final de la Supercopa y dos semanas después, el 17, acogerá también la de esta temporada.

En esa nueva final quiere volver a estar el Athletic para redondear el curso con tres finales de tres posibles y, si se diera la oportunidad, lograr un triplete. No lleva mal camino, ya que suma un título y dos finales. Y está a dos partidos de la tercera final y a cuatro de ganar tres títulos. Con los que sueña.

Pero lo primero será superar al Levante y empezar a hacerlo en la ida. Un choque para Marcelino García Toral está pendiente de dos jugadores capitales desde su llegada a Bilbao a primeros de enero: el capitán Iker Muniain, en un estado de forma espléndido, y Asier Villalibre, clave en las remontadas ante el Alcoyano y el Barcelona.

Parece que ambos podrán estar disponibles y Muniain, claro, en el equipo titular. Un bloque por el que apostó el técnico asturiano desde su llegada y que le está dando pingües beneficios.

El Levante, por su parte, viaja a San Mamés eufórico y convencido de poder hacer historia, ya que es la segunda vez que disputa unas semifinales de la Copa del Rey, 86 años después de su primera participación, y nunca ha jugado una final.

Los futbolistas José Campaña y Nikola Vukcevic se perderán este partido por lesión. Está por ver si rotará como en otras rondas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios