Oporto-sevilla · zona mixta

Confianza para otra remontada

  • El vestuario sevillista lamenta la derrota, pero apunta a Nervión.

Con todas las esperanzas para el partido de vuelta del próximo jueves en el Sánchez-Pizjuán comparecieron los jugadores sevillistas en la zona mixta del estadio de Do Dragao, donde mantuvieron cierto optimismo pese a la derrota de este jueves.

"La eliminatoria está abierta, a pesar de este resultado y en nuestro estadio vamos a contar con nuestra afición, que será el jugador número 12", señaló Beto, que realizó posteriormente un análisis del encuentro: "El Oporto asumió el partido y nosotros no conseguimos adueñarnos de la posesión como nos gusta. He tenido que intervenir más de lo deseado".

De una opinión parecida era Carlos Bacca, que también confía en las posibilidades del Sevilla. "Quedan 90 minutos en casa, donde somos más fuertes. No va a ser fácil. El Oporto es un equipo muy difícil y nosotros tenemos que confiar en nuestro trabajo. Ellos sabían lo que se jugaban, estaban de local, tenían que salir a presionar. El gol es descuido de nosotros, tiran rápido una falta y nos marcan. Hay que aprender y corregir esas cosas. Sabemos que en casa lo podemos revertir", manifestó el delantero colombiano, que apuntó también al duelo del domingo en la Liga: "Hemos sentido siempre el apoyo de la afición. La Liga Europa es una ilusión. Primero es el Espanyol y luego tendremos cuatro días para pensar en el Oporto. Para estar en Europa hay que hacer una gran Liga como venimos haciendo. Con la fortaleza y la línea que tenemos, podemos ganar". Por último, Bacca se refirió a su duelo con su compatriota Jackson Martínez: "Los dos trabajamos de la mejor manera para nuestro equipo. Lo importante no era ganar el duelo, sino ser cada día mejor y pasar a semifinales con el Sevilla".

El portugués Figueiras fue otro jugador que se mostró optimista para la vuelta. "Un 1-0 deja la eliminatoria abierta y seguro que lo vamos a resolver en nuestra casa. El Oporto ha jugado mejor en la primera mitad, pero nosotros en la segunda empezamos a hacerlo", comentó el lateral, que dirigió su mirada a la afición sevillista: "Hay que pensar en el Espanyol, luego ya vendrá el Oporto. Para nosotros es una motivación la presencia de la gente. La afición es fantástica y seguro que en casa nos apoyará mucho más".

El luso Carriço fue el último protagonista sevillista. "Al principio fue complicado, llevaba tres semanas sin entrenar. Me he encontrado bien del tobillo. Queríamos marcar al menos un gol, aunque creo que en Sevilla podemos remontar. La ventaja del Oporto es mínima. Tienen bajas importantes, las de Fernando y Jackson. Tenemos todas las posibilidades de remontar", dijo Carriço, que apuntó la mejoría tras el descanso: "Sabíamos que el Oporto presionaría mucho, queríamos replegarnos y salir a la contra. En el primer tiempo no lo hicimos, pero en la segunda mejoramos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios