Atletismo | Europeos de Glasgow 2019 David Palacio: "Lo que antes me hundía ahora me levanta y me da fuerzas"

  • El ecijano vuelve a la selección, cuatro años después, para competir en Glasgow en los Europeos bajo techo en los 3.000 metros

  • Olvida la polémica para centrarse en el final de una temporada de invierno exitosa

El ecijano David Palacio posa en la pista de Glasgow en el que se disputa el Europeo bajo techo. El ecijano David Palacio posa en la pista de Glasgow en el que se disputa el Europeo bajo techo.

El ecijano David Palacio posa en la pista de Glasgow en el que se disputa el Europeo bajo techo. / M.G.

David Palacio (08-06-1988) se ha encontrado a sí mismo. Le ha costado, reconoce, y por el camino se ha dejado muchas cosas, pero el atleta ecijano no mira atrás. Vive el presente, del cual disfruta por fin, y su aquí y ahora es Glasgow, donde volverá a competir con la selección tras hacerlo también en los Europeos bajo techo de Praga de 2015. Entonces lo hizo en 800, cuando aún “era un fondista que quería ser mediofondista”. Pero ahora se ha encontrado y en el 3.000 espera demostrar en esta cita que su inclusión, a última hora, ha sido algo más que un acto de justicia.

–Quedan horas para que compita en el Europeo. ¿Nervioso?

–Para nada, todo lo contrario. Lo que tengo son muchas ganas e ilusión de volver a representar a mi país de nuevo en una gran competición internacional.

–¿Qué significa personal y deportivamente para usted participar en este campeonato?

–Significa hacer realidad uno de mis sueños y un premio al esfuerzo, al trabajo y al sacrifico de muchos años. Pero para mí no es suficiente, porque soy inconformista por naturaleza y sé que nada empieza ni acaba aquí, sino que es una parada más en el camino y que tengo que seguir trabajando día a día. Confío en que lo mejor está por venir.

–En un principio se quedó fuera de la selección y se quejó públicamente por ello, porque lo consideraba injusto, y al final entró por la lesión de su compañero Toni Abadía. ¿Cree que más ojos lo estarán observando y que tendrá más presión por ello?

–Al final estoy en el Europeo por la baja de mi gran compañero y amigo Toni Abadía, pero no siento presión ninguna. Voy a Glasgow a correr, lo que hago cada día de mi vida por la mañana y por la tarde, de lunes a sábado; y el domingo sólo una sesión. Competir en este campeonato será una extensión de lo que hago diariamente. Lo único que cambia, y que lo hace especial, es que lo haré con la camiseta de mi país y eso es un gran orgullo para mí. Por ello sólo puedo agradecer a la Federación Española el que haya vuelto a confiar en mí.

–¿Todo olvidado?

–Claro, y me gustaría, al margen de la polémica creada, pedir perdón a Sergio Jiménez porque en ningún momento quise apuntar a él. El malestar y la situación creada en las redes sociales y los medios se nos fue de las manos. Espero y deseo que los tres representantes españoles del 3.000 en el Europeo lo hagamos fantástico y ojalá nos podemos enfrentar en la gran final. Eso sería lo mejor para nosotros y para nuestra selección.

Sergio Jiménez, Artur Bossy y David Palacio, los tres representantes españoles del 3.000. Sergio Jiménez, Artur Bossy y David Palacio, los tres representantes españoles del 3.000.

Sergio Jiménez, Artur Bossy y David Palacio, los tres representantes españoles del 3.000. / M.G.

–¿Hablar de final son palabras mayores o es su objetivo?

–Mi objetivo es ir carrera a carrera. La semifinal será mi final y si me clasifico para la final ahí ya soñaré a lo grande. ¿Por qué no?

–¿Con qué resultado volvería a España satisfecho?

–No puedo prometer la gloria, pero sí dejarme la piel sobre el tartán de Glasgow. Si doy mi 100% en cada carrera estaría satisfecho. Es un Europeo y es difícil.

–Estuvo en 2015 también con la selección. ¿Qué ha cambiado desde entonces?

–Ha cambiado todo. Soy el único atleta de la selección en Glasgow que va a una prueba diferente. En 2015 lo hice en 800 y ahora en 3.000, algo muy peculiar. Ahora vivo en Zaragoza y he pasado a entrenarme a las órdenes de Pepe Mareca, quien me ha dado el apoyo y la confianza que no encontré en otros lugares. Además, creo que he hallado mi sitio. Por mis características era un fondista que quería ser mediofondista y ahora sí trabajo para ser un fondista. Tengo claro que voy con todo y quiero dejar huella en el fondo. Además, ahora tengo la suerte de compartir entrenamientos con Toni Abadía y Chiki Pérez, los mejores fondistas del momento, y eso es un plus para mejorar.

–¿Y en lo personal en qué ha cambiado usted?

–Hay muchos cambios importantes, además de vivir en Zaragoza lejos de la familia. Antes era un estudiante de grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte que jugaba a ser atleta y ahora soy atleta a tiempo completo. He aprendido que es fundamental saber lo que uno quiere y a donde quiere llegar. Antes no lo tenía claro por circunstancias personales y, sobre todo, por el fallecimiento de mi padre, que me causó una gran depresión y lo que eso supone. De ello salí y lo que antes me hundía ahora me levanta, me da fuerzas y es un motivo más por el que no rendirme nunca.

–¿Cree que debe demostrar algo en esta cita continental?

–A estas alturas de mi vida no tengo nada que demostrar, nada que perder y todo por ganar. Simplemente quiero demostrar mi mejor versión.

–Dicen que a Glasgow va una selección joven y de futuro. Usted, a sus 30 años, y volviendo al equipo nacional, ¿se siente un veterano o un novato?

–Me siento como nunca haciendo lo de siempre. Es mi mejor temporada y hay que seguir disfrutando como aquella primera vez que corrí en el colegio San Agustín de Écija y gané en los 60 metros, los 600 y el relevo con los compañeros de mi clase (Charaf, Éric y Alejandro) y nunca antes había corrido. Esa sensación de libertad que entonces me hizo feliz a día de hoy me la sigue proporcionando correr, así que mantengo la ilusión y la motivación de siempre intactas.

"Antes era un fondista que quería ser mediofondista y ahora por fin sí trabajo para ser un fondista"

–¿Ve en este Europeo un punto de inflexión en su carrera?

–Por supuesto. De hecho, ya me ha aportado aún más ganas e ilusión por hacer realidad lo que siempre he querido hacer y, además, espero conseguir una estabilidad económica para poder seguir apostando por este sueño complejo. Esto es como la vida misma, un día lo eres todo y al siguiente te lo quitan vil y cruelmente de la misma manera. El secreto es encontrar el equilibrio y saber cuál es tu meta.

–Y en el horizonte cercano queda el Nacional de cross y el Mundial, ¿no?

–La temporada en campo a través está siendo muy buena y el Campeonato de España (10 de marzo en Cáceres) es el segundo objetivo de este invierno. El primero era Glasgow y lo he conseguido. Cuando regrese a España ya me centraré en lo próximo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios